Docentes y futuros profesores buscan incentivar en escolares el gusto por las ciencias, abriendo las puertas de los espacios de enseñanza e investigación de la universidad.

Aprender divirtiéndose, asombrarse con las reacciones químicas y descubrir las causas de fenómenos físicos mediante experiencias prácticas que solo son posibles vivenciar en espacios científicos universitarios, fue lo que protagonizaron estudiantes de tercero y cuarto medio del colegio Católico
Santa Teresa de Quilpué en la Universidad de Playa Ancha (UPLA).
Los secundarios visitaron los laboratorios de Química General y Mecánica y Ondas de Física, en donde académicos y estudiantes que se preparan para ser docentes presentaron con instrumentales específicos y didácticas explicaciones el atractivo mundo de la Química y la Física.
Los jóvenes observaron el proceso de destilación de alcoholes, la conductividad del agua, el comportamiento de rayos de luz, así como entendieron por qué podemos transmitir una carga eléctrica, o cómo la energía se puede traducir en ondas estacionarias en una cuerda.
La estudiante de cuarto medio, Sofía Sepúlveda, se refirió a la experiencia vivida en la visita: “Fue bastante entretenida y muy bacán ver los experimentos que se hacen, así como recordar algunos aprendizajes que ya tuve”.
En tanto, Danor Bernal, que cursa tercero medio, sostuvo que si bien está interesado en la mecánica automotriz, le pareció atractiva la oportunidad de conocer estos espacios universitarios. “Me gustó mucho la experiencia en el laboratorio de Química, muy interesante los productos que había
para realizar los experimentos. Y en el de Física, como me gusta el tema de la electricidad, en estos momentos me está pareciendo muy interesante y divertido, a la vez, como estamos aprendiendo”.

Los profesores y estudiantes UPLA invitaron a los alumnos de Quilpué a reflexionar sobre el estudio de las ciencias, el cual no está reservado a unos pocos sino que abierto a quienes quieran dar soluciones a los desafíos de la vida cotidiana y se interesen en generar nuevo conocimiento, para enseñarlo
a las futuras generaciones.
Al finalizar la actividad, la profesora de Biología del establecimiento educacional, Nadia Reyes, agradeció el vínculo generado entre la universidad y el colegio. “Creo que una de las cosas fundamentales que marcan la diferencia es cuando las y los estudiantes se acercan a los espacios de
conocimiento y pueden ver desde primera persona cómo funcionan, cómo se desarrollan, sobre todo en esta instancia que están ad portas de salir del colegio y tienen muchas inseguridades respecto de
los caminos que van a seguir. Entonces, el hecho de estar acá genera una diferencia y un impacto, que es el vínculo que produce el colegio con la universidad, y eso es fundamental”,
expresó la docente.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias