De vuelta a la Comisión de Salud, se dirige el proyecto que crea la ley de fibromialgia y el dolor crónico no oncológico. Esto, luego que la Sala aprobara en general –por unanimidad- la norma, en la última sesión ordinaria.

El texto en segundo trámite, apunta a mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren estos males estableciendo un sistema de cuidados que incluya derechos, tales como, un diagnóstico oportuno, acceso a tratamientos terapias físicas y psicológicas, rehabilitación, medicinas complementarias y ayudas técnicas de manera oportuna y eficaz.

En la instancia de Salud, los parlamentarios y el Ejecutivo mejorarán el texto consensuado hasta ahora. Tras ello, será el turno de la Comisión de Hacienda para analizar las normas de su competencia. Dado los cambios que ya ha experimentado la propuesta y los que vendrán, existirá un tercer trámite.

Hasta ahora, la Comisión de Salud ha realizado una serie de modificaciones, entre las cuales se encuentran:

  • Nombre del proyecto: originalmente la moción se denominaba ley de dolor crónico no oncológico y fibromialgia pero se decidió invertir las denominaciones.
  • Acceso a fitofármacos y fitoterapias: se analizó si también debería garantizarse el acceso a la medicina herbal dado los beneficios que se reportan a nivel neurológico y reumático, aprobándose dicha indicación.
  • Definición de fibromialgia: “síndrome de dolor crónico –no oncológico- percibido en músculos y articulaciones de más de 3 meses de duración. Esta condición se manifiesta a través de síntomas físicos y sicológicos, alternaciones del sueño, cambios en el estado del ánimo y produce múltiples consecuencias como la disminución de la calidad de vida, en las actividades de la vida diaria, las cuales son susceptibles de generar discapacidad e invalidez”.
  • Acceso al sistema de salud siempre: “el Estado velará que toda persona con dolor crónico no oncológico o con fibromialgia tenga acceso libre e igualitario al sistema previsional de salud, independiente del tratamiento médico elegido para paliar el dolor”.
  • Licencia médica: se decidió que no podrán rechazarse las licencias médicas por fibromialgia y dolor crónico no oncológico, por su solo diagnóstico, ni se les dará trato especial por ello.

 

DEBATE

En la sesión ordinaria, el integrante de la Comisión de Salud, el senador Juan Luis Castro informó el proyecto explicando que “existe el dolor crónico oncológico que está cubierto por el GES pero hay otros no financiados. También hay 200 mil personas que sufren fibromialgia que es una enfermedad reciente, por la que se prescriben casi 2 mil licencias. Se trata de un cuadro complejo que requiere una atención especial. Acá se fijan obligaciones para el Estado”.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias