• En un acto inédito, organizaciones territoriales de la comuna, gremios del
turismo y comercio, más una fundación internacional de rescate de fauna
silvestre, manifestaron su rechazo a la destrucción del próximo hotel 5 estrellas
de la comuna que se emplaza en pleno borde costero.


Preocupados por el futuro que tendrá la construcción ya
terminada de Hotel Punta Piqueros y el irreversible daño que generaría al entorno su
eventual demolición, una decena de organizaciones comunitarias, gremios y hasta una
destacada fundación internacional de cuidado animal alzaron la voz en contra de la
iniciativa del grupo detractor viñamarino.


“La destrucción de esta edificación no solamente será una contaminación acústica,
contaminación del océano, sino también la destrucción de los lugares de nidificación y
el hábitat en general de todas las especies, con el consiguiente deterioro del
ecosistema”, comentó Cristián Von Reitze, CEO y Latin American Director de FIAA,
Fundación Internacional de Ayuda a los Animales con sede en la ciudad de Nueva York,
Estados Unidos, que desarrolla proyectos de conservación en distintos países del
mundo.


Desde la comunidad local, las juntas de vecinos de Higuerillas, La Isla, Los Romeros,
Villa Concón 2, Vista al Mar, Bosques de Montemar y la Unión Comunal del Adulto
Mayor, entregaron su apoyo a la inversión hotelera que será administrada por uno de
los principales operadores hoteleros del mundo, InterContinental Hotels Group, y
expresaron que el proyecto será un aporte a la comuna de Concón, así como al impulso
y desarrollo de la actividad turística.


“Además de los puestos de trabajo para la gente de Concón, el hotel sería una vitrina
importante para proveedores locales como pymes, pescadores, artistas, transportistas
y servicios turísticos”, comenta el miembro del COSOC, Consejo de la Sociedad Civil de
Concón, y presidente de la Junta de Vecinos Higuerillas, Juan Fernández.


Por su parte, Carmen Leiva, miembro de la Unión Comunal de Concón y presidenta
de la Junta de Vecinos Vista al Mar Nº1, comenta que “lo más importante como
dirigentes es que consideramos que le va a dar trabajo a la gente de Concón y va a llegar
mucho turista acá al sector. Creo que sería importante que ya lo dejaran funcionar para
que llegue más plata a esta comuna.”


Los gremios ligados al turismo local y regional también entregaron su apoyo a Hotel
Punta Piqueros.

“En pleno proceso de reapertura y reactivación económica, creemos
que el foco debiese estar puesto en apoyar proyectos de inversión que promuevan el
desarrollo turístico de la región de Valparaíso”, comentó el presidente de la Cámara
Regional del Comercio y la Producción CRCP, José Pakomio.


“Creemos que dicho hotel será un gran aporte a la comuna de Concón y al desarrollo
y posicionamiento de la misma como polo de atracción turística”, recalcó el presidente
del directorio de AGT Concón, Marco Solari.


Comunidad científica


La discusión frente al requerimiento del detractor viñamarino ha involucrado
también a científicos y biólogos, varios de los cuales manifestaron su rechazo a la
demolición de este edificio.


Destacados profesionales, algunos de ellos vinculados a la Facultad de Ciencias del Mar
de la Universidad de Valparaíso, muy cercana al emplazamiento del hotel, elaboraron
un informe para dimensionar los eventuales daños que generaría su demolición.


En este documento señalan que “el ruido y vibraciones, la generación de polvo y gases
del uso de maquinaria pesada y o explosivos con cargas controladas para derribar la
estructura del hotel puede significar efectos de ruidos a varios kilómetros a la redonda,
por varios meses y, considerando la existencia de dos áreas protegidas con un alto nivel
de protección, como es el Santuario de la Naturaleza “Campo Dunar Concón“ y el
denominado “Roca Oceánica“ estimamos que el efecto sería muy traumático para la
fauna que habita ambos sectores”.


El biólogo Cristián Parra agregó que “una eventual demolición del hotel va a traer
consigo la desaparición o la disminución de la riqueza de especies. Podría estar
afectando también al chungungo y lo podría estar desplazando a otros lugares. Se
observa en los monitoreos de los últimos años que algunos componentes bióticos han
aumentado su presencia y abundancia, existe aumento de riqueza y biodiversidad a
través del tiempo, lo cual indicaría una adaptación de las comunidades naturales”.


La iniciativa de demoler esta inversión hotelera no proviene de ninguna autoridad,
sino que surge de la petición de una entidad detractora de la vecina comuna de Viña de
Mar, que considera que la forma de reparar los impactos ambientales que se habrían
generado con la construcción de esta obra pasan por demolerla.


Finalmente, se debe recordar que, para la puesta en marcha del hotel, que podría
concretarse en sólo cinco meses desde la obtención de un nuevo permiso, la inmobiliaria
debe acordar junto al municipio de Concón la forma idónea de regularizar la
construcción, tal como dejaron de manifiesto los tribunales.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias