Un arduo trabajo llevó a cabo el equipo humano de los laboratorios de ENAP para abordar de forma corporativa las auditorías realizadas por la casa acreditadora Perry Johnson Laboratory Accreditation y lograr certificarse en la norma ISO/IEC 17025 “Requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración”.

La revisión, por la que fueron acreditados los Laboratorios a inicios de mayo y que se extiende hasta el 2024, concluyó óptimamente en las refinerías Aconcagua y Bío Bío teniendo lugar también en ENAP Magallanes. Esta acreditación demuestra la competencia técnica y funcionamiento del sistema de gestión de calidad de los laboratorios, cuya labor es coordinada por la Dirección Control de Calidad y Estandarización, que lidera César Farías.

Gracias a la tecnología, los especialistas del equipo auditor realizaron la certificación a distancia desde México, revisando procedimientos, gestión administrativa, métodos, entrenamiento del personal, validación de equipos, entre otros aspectos asociados a la normativa. Incluso, gran parte de este proceso se realizó con una cámara que recorrió los laboratorios para verificar cómo se llevan a cabo los análisis.

“Hemos trabajado arduamente subiendo en la plataforma la documentación solicitada por Perry Johnson, que incluye registros de verificación, cálculos de incertidumbre y gráfica de control, entre otros requerimientos. Son muchas horas de trabajo que nuestras/os trabajadoras/es cumplieron como hormiguitas. Todos pusimos de nuestra parte”, destacó Esteban Progaska, jefe de la División Laboratorios de Refinería Aconcagua, quien agradeció la labor de todo el equipo. “Quiero reconocer y valorar el trabajo responsable y el compromiso de todo el personal para esta auditoría, que dio sus frutos cuando el revisor comentó que nuestro sistema de calidad es muy robusto. Esta es una motivación para continuar adelante con nuestra labor”, agregó. 

Por su parte, Jaime Faúndez, jefe de Laboratorios de Refinería Bío Bío, hizo hincapié en que “estos buenos resultados significan un nuevo e importante paso que ratifica nuestra competencia en la entrega de resultados para los cerca de 60 métodos de análisis que se realizan para validar la producción de combustibles en especificación. Sin duda, es un orgullo y una motivación, tanto para el equipo como para toda ENAP, porque es una muestra más de que podemos llevar todas nuestras operaciones por el camino de la excelencia, gracias al trabajo comprometido de los equipos humanos”, enfatizó.

“Para Cabo Negro fue un gran desafío, considerando todas las horas que se invirtieron por parte de nuestro equipo para tener un laboratorio que cumpla con los requisitos que esta norma de calidad exige. Estamos orgullosos de los esfuerzos realizados para mostrar las competencias de nuestros analistas y profesionales, y haber concluido esta etapa acreditando los análisis que realizamos a los combustibles líquidos”, expresó Heriberto Ojeda, jefe de División Laboratorios Magallanes.

Este es un proceso largo, que inició el año 2020 con la preparación de los procedimientos. Los informes que generaron los profesionales fueron validados por esta casa acreditadora internacional, que finalmente determinó la entrega de la certificación, ingresando ENAP a una base de datos mundial de laboratorios acreditados

Con satisfacción y orgullo, las/os trabajadores/as del laboratorio de Refinería Aconcagua celebran el fruto del trabajo bien hecho

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias