En ENAP sentimos profundamente las dificultades de salud que han tenido vecinos, vecinas y niños de las comunas de Quintero y Puchuncaví. Creemos que las personas tienen derecho a vivir con tranquilidad en un ambiente libre de contaminación, y colaboraremos con las acciones de las autoridades para superar esta situación.

La causa de estos hechos no está vinculada a nuestras operaciones. Según los antecedentes que tenemos, se registraron altas concentraciones de dióxido de azufre (SO2) en la madrugada del lunes 6 en la estación de monitoreo de Quintero, emisiones que no generan nuestras actividades en Quintero.

Además, el puerto se mantuvo cerrado entre el 3 y 6 de junio, y desde la noche del martes 7 hasta la noche del miércoles 8 de junio. Ayer retomamos las operaciones, siguiendo las instrucciones de las medidas ordenadas por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA).

El miércoles 8 de junio, funcionarios de la SMA fiscalizaron el Terminal Marítimo de Quintero sin detectar ningún incumplimiento. No se levantaron observaciones ni requerimientos adicionales de información.

Seguiremos contribuyendo con las autoridades en la entrega de información, apertura para revisión de nuestras operaciones y la búsqueda de soluciones.

Empresa Nacional del Petróleo

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias