Nueva versión del encuentro médico científico fue realizado de manera presencial en el auditorio del centro asistencial y contó con la participación de destacados especialistas del país.

El impacto de la pandemia en los pacientes con patologías renales, así como los cambios de paradigma en los cuidados y tratamientos de las mismas, entre otras materias, fueron algunos de los principales temas abordados en la cuarta versión de las “Jornadas de Nefrología del Hospital Carlos van Buren”, evento que volvió a ser presencial y, al mismo tiempo, fue transmitido por internet.

La actividad de capacitación contó con exponentes nacionales e internacionales de diversas disciplinas como la nefrología, tanto pediátrica como adultos, geriatría y nutrición, entre otras.

La coordinadora de las jornadas y nefróloga del Hospital Carlos van Buren, Dra. Elizabeth Hellman, comentó que “en esta cuarta versión de las jornadas de Nefrología, dentro de las expectativas fundamentales que tuvimos fue la convocatoria a todo estamento clínico y más allá incluso de la red de salud y frente a los resultados, con gran orgullo puedo comentar que más allá de llegar a distintos lugares, incluso el archipiélago de Juan Fernández, tuvimos convocatoria presencial, lo que fue innovador en estos tiempos, con todas las cautelas sanitarias. Además, contamos con un abanico de expositores de carácter multidisciplinario que permitió acercarnos a la prevención de la enfermedad renal y al manejo oportuno de la misma”.

Enfermedad renal y pandemia

El impacto de la pandemia fue uno de los puntos tratados en las jornadas con ponencias que abordaron la telemedicina y el comportamiento del enfermo renal en Chile. El presidente de la Sociedad Chilena de Nefrología, Dr. René Clavero, entregó cifras relacionadas con el tema y en ese contexto, subrayó que “todavía estamos en pandemia y efectivamente, lo más preocupante es que la crisis sanitaria ha golpeado mucho a todos los pacientes que tenían algún grado de enfermedad renal crónica, tanto en la etapa pre dialítica como de todos aquellos pacientes que tienen algún tipo de terapia reemplazo. Por lo tanto, con estos datos estamos tratando de llevar al Ministerio de Salud toda la información para que se puedan tomar todas las medidas y recuperarnos pronto de esta situación”.

Cambios de paradigma

Otro punto abordado en la actividad fue la experiencia de la innovadora y vanguardista Unidad de Control Renal Avanzado (UCRA) del Hospital Las Higueras de Talcahuano y sus resultados especialmente con la introducción del tratamiento conservador para la insuficiencia renal en el cual, el equipo de atención clínica maneja al paciente sin diálisis ni trasplante de riñón y, en cambio, pone el foco en la calidad de vida y el control de los síntomas.

El Dr. Carlos Zúñiga, nefrólogo del Hospital Las Higueras presentó el tema y dijo que “nosotros comenzamos hace cinco años atrás en nuestro programa de la Ucra, que es la Unidad de Cuidado Renal Avanzado para el manejo de pacientes con enfermedad renal crónica etapa cuatro o cinco, con el objetivo de detener o enlentecer su progresión y mejorar su calidad de vida”. En ese contexto, el especialista detalló que “aquellos pacientes que están en condiciones de entrar a un programa de diálisis, entren a hemodiálisis o peritoneo o trasplantes, pero un grupo importante, que es casi un 20 a 25% de ellos, quizás, no entran a diálisis, sino que requieren un tratamiento conservador no dialítico y eso es para nosotros es un aporte a esos pacientes en que no todo requieran diálisis, sino que puedan optar a ello”.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias