Boya Musux fue seleccionada para continuar en desafío de CORFO, CONAF y MinCiencia para conservar humedales.


Una excelente noticia recibió la Universidad de Playa Ancha (UPLA), coejecutora del proyecto Musux orientado a elaborar una tecnología de medición e información que contribuya a la toma decisiones en la conservación de humedales, ya que de los 4 equipos en competencia, fue seleccionado para pasar a la segunda etapa del desafío.

Junto a la firma chilena WOLKE, que dirige la iniciativa, y la empresa de diseño industrial STOUT, a fines del año pasado presentaron en la UPLA y en la Laguna El Criquet de Valparaíso, un prototipo creado para monitorear y detectar autónomamente alteraciones en los humedales. Lo anterior, como parte del “Reto de innovación de interés público KO-UMA-YAKU, Monitoreo de Humedales”, convocado por CORFO, CONAF y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

“Musux. Adquisición de datos y monitoreo sustentable en humedales con bajo impacto con el entorno”, es la propuesta que coejecuta la UPLA y que se materializa en una boya con alta capacidad de acopiar datos de medición del estado de un humedal, los que puede transmitir a un servidor central de almacenamiento o ser descargados en dispositivos móviles, aportando con ello a la tarea del cuidado de humedales.

“Como coejecutores del proyecto debemos ahora validar en un entorno real tres sistemas operativos para monitorear en terreno, en forma remota y constante el humedal Laguna Torca, que es un Santuario de la Naturaleza ubicado en Vichuquén, Región del Maule. Estos prototipos durante 30 días deberán ser capaces de medir, autónomamente, variables fisicoquímicas del agua como temperatura, pH, conductividad, profundidad y oxígeno disuelto”, explicó la Dra. Cecilia Rivera, académica de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UPLA, responsable en la primera etapa de intercalibrar la herramienta en el Laboratoriode Investigación de Química Ambiental que dirige, con la colaboración del HUB Ambiental de la casa de estudios.

En esta nueva fase los equipos en competencia deberán realizar mejoras en el diseño de sus herramientas para su fabricación en serie, solucionando inconvenientes detectados en la primera fase. Las estaciones de monitoreo deberán ser de fácil transporte, instalación y mantenimiento. Su impacto ambiental debe ser mínimo y debe adaptarse a distintos entornos de operación y a requerimientos.

POR QUÉ VIGILAR HUMEDALES

Los humedales son uno de los ecosistemas más importantes para la conservación de la biodiversidad, y si bien cubren el 6% de la superficie de la tierra, son sistemas esenciales en la productividad biológica mundial y en la regulación de los recursos hídricos.

“Los humedales cumplen un rol fundamental en la conservación de la biodiversidad de nuestro país, muchas especies de flora y fauna endémicos dependen completamente de los humedales. Además, desempeñan funciones críticas en la mitigación y adaptación al cambio climático. Por eso la importancia de vigilar sus comportamientos para poder tomar decisiones en su conservación. El cambio climático los está afectando, están secándose y desde la academia junto a la empresa privada, estamos aportando herramientas para ayudar a conservarlos”. En la tercera fase, y ya una vez validadas las herramientas diseñadas, se elegirán los sistemas de monitoreo que se instalarán en 6 humedales del Servicio Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias