Decomiso se suma a la detención de dos personas que se preparaban para lanzar droga al Complejo Penitenciario de Valparaíso.

Por medio de un sándwich de jamón y queso un hombre esperaba hacer llegar una elevada cantidad droga a un privado de libertad del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Quillota. El hecho quedó al descubierto este martes gracias al trabajo del personal encargado de la revisión de encomiendas.

El jefe de la unidad penal, teniente coronel Brallan Silva, detalló cómo ocurrieron los hechos que terminaron con un detenido.

“Este martes, siendo alrededor de las 12:30 horas, en momentos en que se desarrollaba la recepción de encomiendas para la población penal, personal de servicio logra incautar, al interior de un sándwich de jamón y queso, 39 papelillos y seis envoltorios de, aparentemente, cannabis sativa”

El teniente coronel Silva destacó la importancia que reviste el poder incautar elementos prohibidos.

“Con esta acción se destaca el profesionalismo de nuestro personal, el cual ayuda a mantener la seguridad de nuestro establecimiento y dar un buen trato y seguridad a nuestra población”.

El jefe de unidad agregó que, dado el descubrimiento de droga, se informó al fiscal de turno, quien determinó que funcionarios de la PDI realizaran la prueba de campo y tomaran detenido al hombre que llegó hasta el CDP quillotano para enviar la droga.

Esta incautación se suma a los hechos ocurridos este lunes en el Complejo Penitenciario de Valparaíso y que fueron detallados pro el director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza.

“En el centro de cumplimiento penitenciario de Valparaíso, en coordinación con la SIP y la Oficina de Seguridad Interna de ese complejo penitenciario se logró la detención de dos ciudadanos que estaban por el perímetro exterior, sector camino La pólvora, donde estaban tratando de ingresar droga a través de lanzamientos, más conocidos como pelotazos. Gracias a la coordinación con carabineros se logró la detención de los individuos”

Luego de la detención se logró, gracias a la alerta de un funcionario de garita y el seguimiento por medio de las cámaras de tecnovigilancioa, la incautación de pelotazos arrojados al módulo 102, los que contenían 340 gramos de pasta base, 82 gramos de marihuana y 22 gramos de cocaína Durante los últimos años Gendarmería ha invertido en tecnología para fortalecer la seguridad de sus unidades penales. Es así como se han instalado cercos eléctricos, cámaras térmicas, scanner corporal y otros artículos.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias