El regreso de Nacho Gutiérrez al prime: «Viví un luto con la televisión»

633 Visitas | agosto 2, 2023


Después de un “autoexilio” el animador regresará a la pantalla este jueves en horario prime junto a “El Purgatorio”.

Sin lugar a dudas, Ignacio Gutiérrez es uno de los rostros televisivos mejores catalogados del último tiempo. Es que sus 25 años de experiencia le han permitido tomar el mando de importantes proyectos. Aunque el más importante se estrena este jueves: «El Purgatorio».

Se trata del nuevo prime de conversación y entretención de Canal 13, que debuta este jueves a las 22:30 horas, y que enfrentará a dos famosos a hacer un viaje por su pasado, con sus éxitos y sus fracasos.

La Hora conversó con Nacho Gutiérrez, quién analizó su regreso, luego de estar algunos años alejado de la pantalla dedicado a proyectos personales. «A mí en el verano me dio mucha ansiedad, y cuando lo comentaba con algunos compañeros y productores me decían ‘pero cómo, si estuviste 25 años al aire’. Pero el año pasado decidí dedicarme a otra cosa, y siempre he sido muy feliz, que tiene que ver con mi agencia de publicidad, que no la he dejado, ni la voy a dejar», partió expresando el periodista.

«Pero cuando te ofrecen volver hacer y entretención, que yo tenía un tema pendiente, creo que mis últimos años fueron más bien duros, fueron más bien agrios, centrados también en las noticias, y yo siendo fanático siento que a la tele le faltaban matices. Aunque debo ser sincero y yo nunca esperé que me fueran a ofrecer animar el estelar del 13, retorno en vivo», agregó.

“El Purgatorio” PROGRAMA DE CANAL 13. FOTO:JUAN PABLO CARMONA YAKCICH

-Es un desafío bastante particular por el formato del programa. Pasan por todas las emociones.
Me lo tomo muy honradamente, me he preparado mucho, pero creo que la gracia de hacer un programa en vivo es confiar mucho en el equipo, y hacerlo desde la guata. Yo creo que uno no puede hacer un estelar como el «Purgatorio» tan racionalmente, y uno tiene que sentirlo. Hemos hecho ensayos, pero hay cosas que he decidido no presenciar, como el humor o las canalizaciones, porque siento que son momentos televisivos tan buenos en vivo, que me parece que si los presencio antes puedo perder la magia.

-¿Por qué?
Me pasa que siento que el humor a diferencia de antes, aquí tiene plena libertad, si la Chiqui o Luis dicen algo, no hay nada que hacer, yo me puedo poner colorado o no, pero es humor libre. Chile cambio. Y en el caso de la canalización, yo le tengo mucho miedo, lo respeto mucho y debe ser porque tengo gente muy querida arriba, y me parece un minuto súper íntimo. Entonces preferí esperar ese momento.

Experiencia de sobra
Por otra parte, Nacho Gutiérrez reflexiona sobre los últimos acontecimientos públicos vividos y asegura que toda experiencia le suma para hacer una conversación más humana. «A la mayoría de los invitados los puedo conocer, lo difícil es poder repasar la cantidad de polémicas que han tenido, porque todos tienen entre 20 o 30 polémicas. Pero también lo facilita que he tocado fondo, he pasado momentos súper difíciles, entonces eso me une con ellos. Los que llegan al Purgatorio no son personas que siempre han transitado por el éxito, ha tenido que pasar por el éxito y el fracaso, y eso te ayuda a enfrentar las entrevistas».

-Viviste tu propio Purgatorio
Pasé un purgatorio muy difícil en lo judicial, y también pasé uno pensando que tenía que iniciar un luto con la tele.
Sí, lo pensé, el año pasado lo pensé y lo tuve en una conversación con Rodrigo y con mis papás. Y lo importante es que ellos me veían feliz en otras cosas.

-¿Crees que este «exilio» televisivo fue propio o de la industria?
Era por una decisión mía, ya que yo sentía que me estaban ofreciendo proyectos cuando yo estaba en otra. Pero fue este canal, que en el verano nos juntamos y todo lo que me empezaron a ofrecer tenía que ver con la sensación que yo quería, pasarlo bien, ataques de risa fuerte, y todo eso me hizo sentido.

Finalmente, Nacho Gutiérrez se sinceró y aseguró que, «me enfrento de una nueva forma a la televisión, cuando era chico estaba lleno de ansiedad, de exitismo, era una televisión dónde la gente no podía cometer errores».

«Este no es un programa como el de los ’90, si un invitado quiere tener una conversación conmigo o quiere hablar de uno de mis errores, yo no tengo ningún problema. Conversémoslo, pero al aire», sentenció el animador.

Fuente: lahora


Autor: Yasmin Delgado



Comments

This post currently has no responses.

Leave a Reply









  • © 2024 - Contraplano Medios de Comunicación