Contraloría envía oficios a municipios y Serviu por los socavones en Reñaca

2559 Visitas | julio 5, 2024

La Contraloría General de la República ha tomado cartas en el asunto de los socavones que han generado pánico en Reñaca, enviando oficios urgentes a la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, al Servicio de Vivienda y Urbanismo de Valparaíso y a las municipalidades de Viña del Mar y Concón. Estas instituciones deben proporcionar información detallada sobre los proyectos aprobados en el campo dunar, ahora seriamente afectados por los recientes y devastadores socavones.

El origen de esta crisis se remonta a los alarmantes eventos en la región de Valparaíso: el primero de los socavones se tragó parcialmente el edificio Kandinsky, extendiendo su daño a las torres Santorini y Miramar. Este año, el terror volvió con el hundimiento del Euromarina II en Viña del Mar. La CGR, a través de su cuenta en X (anteriormente Twitter), ha exigido que los servicios involucrados entreguen los antecedentes en un plazo máximo de 10 días hábiles, basándose en denuncias y hechos públicos.

No solo el terreno es inestable; la situación ha dejado a los residentes preocupados por la seguridad de sus propiedades. Los socavones no solo representan un peligro físico, sino también un imán para los robos en departamentos desocupados. Construidos sobre un campo dunar, el riesgo de nuevos colapsos es constante, lo que llevó a la Municipalidad de Viña del Mar a declarar los departamentos inhabitables.

El pasado 19 de junio, se ordenó el desalojo del edificio Euromarina II de Reñaca. El informe municipal revela que el socavón se encuentra bajo la edificación central, con una zona apuntalada debido a la remoción del suelo en el nivel -3. Además, el deslizamiento de talud afectó al edificio Eurovista, provocando acumulaciones de arena en los subterráneos.

Estos eventos han dejado una marca indeleble en Reñaca, y la respuesta de la Contraloría busca evitar que se repita la pesadilla que han vivido sus habitantes.


Autor: Javier Miranda


  • © 2024 - Contraplano Medios de Comunicación