NIVELES DE DIÓXIDO DE CARBONO EN LA ATMÓSFERA ALCANZAN UN AUMENTO NUNCA ANTES VISTO

e6c6958e-8dbe-4466-be5d-b0b6e94f331f_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

Uno de los principales impulsores del calor excepcional que se acumula dentro de la atmósfera terrestre ha alcanzado niveles más allá de cualquier experiencia humana, anunciaron funcionarios del Observatorio de la Línea Base Atmosférica de Mauna Loa de NOAA este jueves. Según los científicos, la Institución de Oceanografía Scripps y la Universidad de California en San Diego, el dióxido de carbono, el gas responsable de la mayoría del calentamiento global causado por actividades humanas, se está acumulando “más rápido que nunca”.

El dióxido de carbono atmosférico medido en el Observatorio de la Línea Base Atmosférica de Mauna Loa de NOAA alcanzó su punto máximo en mayo de 2024 con un promedio mensual de 426.9 partes por millón, estableciendo otro récord en los 66 años de registros de observaciones en el volcán hawaiano.

Los investigadores midieron los niveles de dióxido de carbono, o CO2, en el Observatorio de la Línea Base Atmosférica de Mauna Loa y encontraron que los niveles atmosféricos del gas alcanzaron un pico estacional de poco menos de 427 partes por millón en mayo. Esto representa un aumento de 2.9 ppm desde mayo de 2023 y es el quinto crecimiento anual más grande en 50 años de datos registrados.

Además, se confirmó que los últimos dos años han visto el mayor aumento en el pico de mayo, cuando los niveles de CO2 están en su punto más alto en el hemisferio norte. Según John Miller, científico del ciclo del carbono de NOAA, este aumento probablemente se debe a la continua quema desenfrenada de combustibles fósiles, así como a las condiciones de El Niño que dificultan la capacidad del planeta para absorber CO2.

El aumento de los niveles de dióxido de carbono en la estación de medición superó incluso el promedio global establecido el año pasado, que fue un récord de 419.3 ppm, un 50% más alto que antes de la Revolución Industrial. Sin embargo, NOAA señaló que sus observaciones se realizaron específicamente en el observatorio y no capturan los cambios de CO2 en todo el mundo, aunque las mediciones globales han demostrado ser consistentes.

NOAA explicó que el dióxido de carbono “actúa como una manta en la atmósfera”, al igual que otros gases de efecto invernadero que amplifican el calor del sol hacia la superficie de la Tierra. Aunque es esencial para mantener las temperaturas globales por encima del punto de congelación, tener concentraciones tan altas eleva las temperaturas más allá de niveles de comodidad y seguridad.

Ese calentamiento está alimentando eventos climáticos extremos y las consecuencias ya se están sintiendo, con inundaciones mortales, olas de calor y sequías devastadoras para comunidades de todo el mundo, y la agricultura enfrentando cambios difíciles.

La noticia de NOAA llega un día después de que el servicio de cambio climático de la Unión Europea, Copernicus, anunciara que la Tierra ha registrado 12 meses seguidos de temperaturas récord, una tendencia que no se cree vaya a cambiar en un futuro cercano. Según Carlo Buontempo, director de Copernicus, estamos viviendo tiempos sin precedentes.

Visitas al post:
4058
Arielle Vergara

Otras Noticias