ABREN PRIMERA PLANTA CHILENA DE BOTELLAS RECICLADAS

CCU-CIRCCULAR-1-copia


La planta Circular, respaldada por CCU y ubicada en Renca, Región Metropolitana, está siendo impulsada con una inversión de US$40 millones. Su objetivo es producir 18 mil toneladas anuales de botellas recicladas, lo que equivale a 870 millones de unidades.


CCU anunció el lanzamiento de CirCCUlar este martes, marcando un hito como la primera planta en Chile dedicada a la producción de botellas plásticas recicladas. Ubicada en Renca, Región Metropolitana, la planta transforma plástico reciclado en nuevas botellas, reduciendo significativamente la cantidad de desechos plásticos en el país.

Con una inversión cercana a los US$40 millones, CirCCUlar tiene como objetivo alcanzar una producción anual de 18 mil toneladas de botellas plásticas recicladas, lo que equivale a dar nueva vida a aproximadamente 870 millones de ellas.

Según datos de la Asociación Nacional de la Industria del Reciclaje (Anir), en Chile se producen aproximadamente 118 mil toneladas de botellas plásticas cada año, de las cuales solo un 18% se recicla. La mayoría de estos plásticos reciclados se transforman en otros productos, como bandejas para alimentos o zunchos.

¿Cómo será el funcionamiento de la planta de reciclaje?


Según palabras de Eduardo Ffrench-Davis, gerente general de Embotelladora y Transporte CCU, “El propósito de CirCCUlar es implementar tecnología, procesos y procedimientos que impulsen un aumento en el porcentaje de reciclaje. Las botellas que la gente tiene en sus hogares serán fabricadas a partir de otras botellas, cerrando así el ciclo completo y dándole un propósito significativo al reciclaje”.

En línea con este enfoque, el principal consumo energético de CirCCUlar será abastecido al 100% mediante fuentes renovables, gracias a un contrato establecido con la empresa Colbún.

“Esa planta tiene una capacidad para procesar 18 mil toneladas, es decir, puede recibir una gran cantidad de botellas. Además, al estar vinculada con la embotelladora de CCU, no requerirá agua adicional, ya que toda será recirculada desde la propia embotelladora. Además, su consumo será totalmente neutro en carbono, gracias a que empleará energía proveniente al 100% de fuentes renovables”, explicó Ffrench.

En cuanto al suministro de agua para las operaciones de CirCCUlar, este se obtendrá del agua utilizada en los procesos de la embotelladora. Para el año 2025, la planta también contará con paneles solares que permitirán generar energía suficiente para devolver al sistema el 15% de su consumo.

En consonancia con esto, Evelyn Peña, gerente del proyecto R-PET, enfatizó que “este proceso es simple y se puede resumir como ‘de una botella nace otra botella’. Las botellas PET se encuentran en bebidas como jugos, néctares, agua y gaseosas. La forma más sencilla de identificarlas es esa. Aunque hay números en las etiquetas, mi recomendación es que si están consumiendo una bebida, esa es la botella que deben reciclar”.

Por otro lado, durante la presentación, el subsecretario de Medio Ambiente, Maximiliano Proaño, señaló que “todos los sectores productivos, las organizaciones sociales y la ciudadanía en general son esenciales para cambiar el paradigma. Celebro esta iniciativa, especialmente al estar ubicada en una comuna como Renca (…) Este esfuerzo de CCU será un aporte para avanzar hacia un país más sostenible”.

La nueva planta tiene como objetivo fomentar la cultura del reciclaje en la población y generará nuevos empleos en la comuna de Renca, lo que contribuirá al desarrollo local y al bienestar de la comunidad.

Hernan Millabuur

Otras Noticias