PARASTRONAUTA: JOHN MCFALL, PIONERO EN LA EXPLORACIÓN ESPACIAL CON DISCAPACIDAD

parastronauta

El ex atleta paralímpico británico John McFall se encuentra en medio de un programa de entrenamiento sin precedentes con la Agencia Espacial Europea (ESA), con el objetivo de determinar la viabilidad de enviar al espacio a una persona con discapacidad física. Este innovador estudio, seguido de cerca por la BBC, busca explorar las posibilidades de que individuos con discapacidades físicas vivan y trabajen en el entorno espacial como parastronauta.

McFall, quien perdió la parte inferior de su pierna derecha en un accidente de motocicleta, está sometiéndose a rigurosas pruebas y entrenamientos, incluyendo la exposición a fuerzas gravitacionales extremas en una centrifugadora gigante, para convertirse en parastronauta. Esta experiencia simula las condiciones que experimentaría durante el lanzamiento y reingreso en una cápsula espacial, alcanzando hasta seis veces la fuerza de gravedad.

El proceso de adaptación para McFall implica consideraciones específicas relacionadas con su prótesis, tanto en términos de funcionamiento durante la rotación como en la preparación para la vida en microgravedad en la Estación Espacial Internacional (EEI). Este aspecto del estudio para convertirse en parastronauta, examina la necesidad de diferentes tipos de prótesis para actividades específicas, como correr o para uso diario, así como la posibilidad de llevar varias prótesis durante una misión espacial.

El objetivo final de este proyecto pionero es explorar cómo adaptar las naves espaciales, trajes espaciales y equipo médico para garantizar la seguridad y eficacia de los astronautas con discapacidades físicas. La ESA, siendo la primera agencia espacial en embarcarse en una iniciativa de este tipo, busca aprovechar el talento diverso y las habilidades únicas que poseen las personas con discapacidad y convertirlas en parastronautas.

El compromiso de McFall con este desafío no solo refleja su determinación personal, sino también su deseo de cambiar las percepciones sobre lo que es posible para las personas con discapacidad. A medida que avanza en su entrenamiento, McFall espera que su participación en este proyecto inspire a otros y demuestre que las limitaciones físicas no deben impedir alcanzar grandes metas.

A pesar de los desafíos y las incertidumbres, McFall está decidido a continuar con su misión de convertirse en astronauta y abrir nuevas fronteras en la exploración espacial, mientras desafía las expectativas y prejuicios sobre las personas con discapacidad.

Arielle Vergara

Otras Noticias