EL DESAFÍO DE APROBAR ‘EL CORAZÓN’ DEL PACTO FISCAL SE VUELVE MÁS COMPLICADO

diputados

El proyecto de impuesto a la renta sigue sin plazo para su ingreso a la Cámara de Diputados.

El ingreso del proyecto de impuesto a la renta a la Cámara de Diputados sigue sin plazo definido. Tanto en el gobierno como en ciertos sectores del oficialismo, se percibe cada vez menos probable su aprobación en su forma original, que implicaba un aumento de impuestos para las personas. Diputados de la DC y el PS ya lo consideran un hecho. Además, el proyecto no figura entre los 21 puntos de la agenda económica priorizados el viernes pasado entre el gobierno y el Congreso.

En suspenso. Paralizado. Atascado. Esas son las palabras que utilizan los diversos actores políticos para describir el estado actual del proyecto de impuesto a la renta, el cual es considerado el “corazón” del pacto fiscal. Esta iniciativa tiene como objetivo principal hacer que el sistema tributario sea más progresivo. En otras palabras, que aquellos con mayores ingresos paguen una proporción más alta de impuestos.

En lo fundamental, este proyecto busca aumentar el impuesto a las personas con ingresos a partir de $4,5 millones, avanzar en un sistema dual con tasas diferenciadas para las rentas del capital, reducir el impuesto de las empresas del 27% al 25% y eliminar o reducir algunas exenciones. Con esto se espera recaudar un 0,6% del PIB, la mitad de lo que se proyectaba con la reforma rechazada en marzo que contemplaba un aumento de impuestos. En ese proyecto se estimaba una recaudación del 1,2%.

Sin embargo, a pesar del cambio de rumbo del gobierno, el avance de esta propuesta parece complicado y poco probable en un futuro cercano. Esto no solo se debe a la postura de la oposición, que ha manifestado su rechazo a aumentar cualquier tipo de tributo, sino que también proviene de algunos parlamentarios que respaldarían al gobierno en este tema, pero que reconocen las limitaciones políticas en el Congreso.

“El aumento de impuestos no tiene viabilidad política en el Senado, y en la Cámara de Diputados es difícil conseguir la mayoría. Para su aprobación, se necesita el respaldo de sectores independientes o de Demócratas, y eso no está sucediendo”, afirma el diputado y vicepresidente de la Cámara, Eric Aedo (DC). Ante este escenario político adverso, Aedo sugiere a Hacienda: “Si fuera el gobierno, me enfocaría en sacar adelante el proyecto de elusión y evasión, junto con todos los temas relacionados con la permisología, que puedan impulsar la inversión, porque hay margen para eso, pero no para aumentar los impuestos.


El futuro del proyecto de impuesto a la renta en Chile se ve cada vez más incierto. Con su ingreso a la Cámara de Diputados sin plazo definido y la percepción general de que su aprobación en su forma original es cada vez menos probable, la iniciativa se encuentra en un estado de estancamiento. Considerado el “corazón” del pacto fiscal, este proyecto busca hacer que el sistema tributario sea más progresivo, aumentando los impuestos para aquellos con mayores ingresos.

En resumen, el futuro del proyecto de impuesto a la renta en Chile permanece incierto, con obstáculos políticos significativos que podrían dificultar su aprobación en el corto plazo.

Hernan Millabuur

Otras Noticias