CONTROVERSIA EN EL EJÉRCITO: MUERTE DE CONSCRIPTOS DESATA FUERTE ESCRUTINIO Y PREOCUPACIÓN POR BROTES VIRALES

19 de Septiembre de 2014/SANTIAGO
Fuerzas terrestres de la Armada de Chile desfila en la elipse del Parque O'Higgins durante la Gran Parada Militar 2014, para celebrar el Día de las Glorias del Ejército.
FOTO:MARIO DAVILA/AGENCIAUNO

Galo Eidelstein indicó que este lunes, 30 soldados más serán retirados de la Brigada Motorizada N° 24 Huamachuco en Putre, la misma a la que pertenecían los 245 soldados que estaban en entrenamiento.

El subsecretario de las Fuerzas Armadas, Galo Eidelstein, anunció este lunes que 114 conscriptos se retirarán del Ejército tras el fallecimiento del joven Franco Vargas, quien murió después de una marcha de instrucción militar en Putre, capital de la provincia de Parinacota, en la región de Arica.

Eidelstein afirmó en una entrevista en radio Cooperativa que “en total, serán 114 conscriptos los que abandonarán la Brigada Motorizada N° 24 Huamachuco”, donde se encontraban los 245 soldados en entrenamiento.

Eidelstein agregó que, además de los 30 conscriptos trasladados el domingo a Santiago y los 9 entregados a sus familias en Arica, “hoy por la tarde habrá otro grupo de 30 personas, y un tercer grupo que partirá el miércoles o jueves”.

En cuanto a las razones que llevan a los jóvenes a dejar la instrucción militar, el subsecretario mencionó que son diversas: “Hay motivos médicos detectados después del ingreso de los conscriptos, problemas económicos y también el impacto emocional causado por la tragedia reciente”.

Adicionalmente, Eidelstein tocó nuevamente el tema de que uno de los jóvenes habría intentado suicidarse, aunque recalificó el incidente como “un caso de autoagresión”. También mencionó que ha conversado con los familiares del afectado, quienes han solicitado que no se divulgue información sobre su estado de salud.

Consultado sobre los hechos ocurridos tras la marcha del último fin de semana de abril, Eidelstein señaló “fallas en los protocolos”, como la falta de vacunación contra la influenza a los conscriptos, algo que aseguró cambiará radicalmente. Además, mencionó otras causas que prefiere esperar a que se revelen a través de la investigación. “Si la investigación no proporciona resultados, tendremos que recurrir a otros métodos para obtenerlos, porque debe haber razones, esto no puede quedar sin castigo ni responsables”, explicó.

Posteriormente, añadió que “el resultado de la investigación aún no está disponible”, pero afirmó que “hay irregularidades que contribuyeron a lo sucedido”.

Ayer domingo, a través de un comunicado, el Ejército anunció que 30 conscriptos fueron trasladados desde Arica a Santiago en un avión institucional. Además, informaron que “otros nueve soldados fueron entregados a sus respectivas familias en Arica. Los mencionados anteriormente no continuarán con su Servicio Militar obligatorio”.

“Hoy estamos despidiendo a un grupo de 30 conscriptos que regresan a Santiago. He conversado con ellos y han decidido dejar el Servicio Militar. Desde el Ministerio de Defensa y el Ejército, les he transmitido que no hay ningún tipo de reproche hacia su decisión, sino todo lo contrario, comprendemos perfectamente su situación”, afirmó Eidelstein.

Este incidente ocurrió seis días después de que Franco Vargas (19) falleciera debido a problemas respiratorios mientras participaba en una marcha de instrucción desde el campo de entrenamiento Pacollo hasta el cuartel militar en la comuna de Putre.

La muerte del joven ha provocado severas críticas de su madre, Romy Vargas, quien atribuye el fallecimiento de Franco a una negligencia por parte del Ejército.

Adicionalmente, 45 conscriptos del escuadrón fueron hospitalizados debido a un brote viral, y aunque ya recibieron el alta, no todos se han recuperado completamente. Cuatro soldados siguen en el Hospital Militar en Santiago: dos de ellos están en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y dos en la Unidad de Medicina Básica.

Pablo González

Otras Noticias