AUDIENCIA DEL SEGUNDO TRIBUNAL AMBIENTAL POR RECLAMOS CONTRA PROYECTO EN LAS SALINAS

Audiencia2024-04

El Segundo Tribunal Ambiental realizó recientemente la sesión de audiencia para escuchar los argumentos en cinco reclamaciones ciudadanas dirigidas contra la Comisión de Evaluación Ambiental de Valparaíso. Estas reclamaciones tienen como objetivo principal revocar la resolución que aprobó ambientalmente el proyecto denominado “Saneamiento del Terreno Las Salinas”.

La audiencia contó con la participación de los ministros Marcela Godoy Flores, quien presidió la sesión, Cristián Delpiano Lira y Cristián López Montecinos. Durante el proceso, varios abogados presentaron sus alegatos. Entre ellos, Rodrigo Avendaño Vergara representó a Patricio Herman Pacheco; Marcos Emilfork Orthusteguy habló en nombre del diputado Jorge Brito Hasbún; Yeny Silva Barría defendió a Francisco Díaz Mesina y otros; Gabriel Muñoz Muñoz representó a la Corporación Pro-defensa del Patrimonio Histórico y Cultural de Viña del Mar; John Parada Montero abogó por Gonzalo Pávez Sepúlveda; Benjamín Muhr Altamirano representó al Servicio de Evaluación Ambiental; y Felipe Arévalo Cordero defendió los intereses de Inmobiliaria Las Salinas Ltda.

El proyecto en cuestión busca remediar la contaminación por hidrocarburos del terreno Las Salinas, una contaminación que data desde 1919, utilizando técnicas de biorremediación. Los reclamantes, incluido el diputado Jorge Brito y varios vecinos de Viña del Mar, además de la mencionada corporación cultural, presentaron sus objeciones luego de que el Comité de Ministros aceptara parcialmente las reclamaciones administrativas en contra de la aprobación del proyecto, mientras que otras fueron rechazadas.

Las quejas se centraron en varios puntos clave, incluyendo la compatibilidad del proyecto con las normativas urbanísticas del Plan Regulador Comunal de Viña del Mar y las insuficiencias en la determinación de la línea de base ambiental, lo cual, según los reclamantes, no permitiría una evaluación adecuada de los riesgos para la salud. Además, cuestionaron la metodología elegida para la remediación y la posible violación de normas durante el proceso de participación ciudadana debido a la entrega insuficiente de información sobre las bacterias utilizadas en la biorremediación.

El SEA defendió su evaluación del proyecto, argumentando que se basó en información suficiente y adecuada, y solicitó al Tribunal que rechace las reclamaciones por falta de fundamentos. Además, señaló que las preocupaciones ambientales planteadas por los reclamantes, como los riesgos de descubrimiento de instalaciones antiguas y otros eventos como sismos o tsunamis, se han abordado adecuadamente en el Plan de Contingencias y Emergencias del proyecto.

Pablo Torres

Otras Noticias