SITUACIÓN DE LOS EMBALSES EN CHILE: AL INICIO DE ABRIL, VARIAS ALCANZAN NIVELES HISTÓRICOS, INFORMA LA DGA

imagen_2024-04-08_101339629


La Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas de Chile ha publicado su informe más reciente sobre la situación de los embalses en el país, destacando una distribución irregular en varias regiones.

Encargada de garantizar el equilibrio en el uso de los recursos hídricos terrestres, la DGA supervisa 25 embalses en 9 regiones chilenas, dedicados principalmente al suministro de agua potable, riego, generación eléctrica y otros usos.

Según el informe del 1 de abril de 2024, se registra un total de 5.381 millones de m3 de agua almacenada en Chile, lo que representa un aumento significativo del 63% en comparación con el mismo período del año anterior, superando además el promedio histórico mensual.

A pesar del incremento, se identifican 10 embalses con niveles por debajo del 20% de su capacidad, especialmente en la Región de Coquimbo.

La DGA ha dividido el país en cuatro macrozonas para facilitar la supervisión. Se destaca que 15 embalses presentan un superávit en comparación con el promedio histórico.

En la macrozona norte, que abarca desde Arica y Parinacota hasta Coquimbo, se han observado variaciones en las precipitaciones, con un total de 139 millones de m3 acumulados. Destaca el embalse Conchi con un 60% de ocupación.

En la macrozona centro, que va desde Valparaíso al Maule, la mayoría de las estaciones registran déficit de precipitaciones, aunque algunos embalses están cerca de su capacidad máxima, como El Yeso al 100%.

En la macrozona sur, que abarca desde el Ñuble hasta Los Lagos, 15 estaciones muestran déficit de precipitaciones, mientras que 5 tienen un superávit en comparación con 2023. Hasta el 1 de abril se han acumulado 2.638 millones de m3, siendo el embalse Lago Laja el de mayor volumen almacenado.

En la macrozona austral (Aysén y Magallanes), aunque algunas estaciones muestran superávit, todas registraron mayor cantidad de precipitaciones acumuladas respecto a 2023.

En conclusión, el informe refleja un aumento significativo en los volúmenes almacenados en comparación con el año anterior, aunque con una distribución desigual en distintas regiones. Se destaca la importancia de gestionar eficientemente los recursos hídricos ante la variabilidad climática, incluyendo la posibilidad de la instalación del fenómeno de La Niña y sus potenciales impactos en forma de sequía.

Yasmin Delgado

Otras Noticias