LAS CARTAS DE VAN GOGH QUE SUGIEREN UN DIAGNÓSTICO DE TRASTORNO BIPOLAR

internacional 01-04-2024

Vincent van Gogh, el renombrado artista holandés, ha sido reconocido por su tumultuosa vida marcada por luchas mentales. Su famoso episodio de cortarse la oreja izquierda y su trágico suicidio en 1890 son eventos bien documentados que señalan sus desafíos de salud mental. Sin embargo, la naturaleza precisa de su trastorno ha sido tema de debate durante mucho tiempo.

Diagnosticar a alguien que ha fallecido hace décadas es una tarea compleja, pero numerosas teorías han surgido sobre la salud mental de Van Gogh. Una de las hipótesis más sólidas es que sufrió de trastorno bipolar.

Esta teoría, propuesta originalmente en un libro alemán de 1938, fue respaldada por un estudio holandés en 2020 que analizó cientos de cartas escritas por Van Gogh como evidencia.

Con motivo del Día Mundial del Trastorno Bipolar, que coincide con su cumpleaños el 30 de marzo, la BBC conversó con uno de los autores del estudio, el profesor jubilado de Psiquiatría Willem Nolen de la Universidad de Groningen en los Países Bajos.

El estudio examinó detenidamente las cartas de Van Gogh, aproximadamente mil en total, dirigidas a su hermano y otros destinatarios. Estas cartas ofrecieron una visión única de sus experiencias y síntomas, permitiendo a los investigadores realizar un diagnóstico retrospectivo.

Aunque Van Gogh no estaba escribiendo para médicos y podría haber modificado sus descripciones, las cartas proporcionaron pistas valiosas sobre sus estados de ánimo y comportamiento. Se observaron episodios de depresión grave, autolesiones y cambios de humor extremos, todos consistentes con el trastorno bipolar.

El estudio concluyó que Van Gogh probablemente sufrió de trastorno bipolar, con rasgos de trastorno de personalidad límite, exacerbado por el consumo de alcohol y la desnutrición.

Los investigadores también sugirieron que Van Gogh pudo haber sido más productivo durante fases hipomaníacas del trastorno, lo que podría explicar su prolífica producción artística en ciertos momentos.

A pesar de su sufrimiento, Van Gogh dejó un legado duradero en el mundo del arte. Sin embargo, el profesor Nolen especula que si viviera en la actualidad, habría tenido acceso a diagnóstico y tratamiento adecuados, potencialmente evitando su trágico final.

La historia de Van Gogh es un recordatorio de la complejidad de la salud mental y la importancia de la comprensión y el apoyo adecuados para aquellos que luchan contra trastornos como el bipolar.

Jose Ramos

Otras Noticias