DESMITIFICANDO EL TDAH ATENTOS A LAS SEÑALES

El diagnóstico y tratamiento del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un proceso que requiere comprensión y atención. Los síntomas, que incluyen falta de atención, impulsividad e hiperactividad, pueden ser difíciles de identificar en los niños pequeños. Es esencial consultar con un pediatra si se observan comportamientos preocupantes.

El TDAH es un trastorno común del neurodesarrollo, vinculado a desequilibrios en neurotransmisores cerebrales como la dopamina y la noradrenalina. Puede afectar la autoestima, las relaciones interpersonales y el rendimiento escolar. Se estima que afecta al 5% de los niños a nivel mundial, con una prevalencia del 10% en Chile.

n diagnóstico preciso y un tratamiento adecuado son esenciales para abordar este trastorno y brindar el mejor apoyo posible a los niños y sus familias.

El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado son fundamentales, ya que el TDAH a menudo coexiste con otros trastornos de salud mental. Es crucial desmitificar conceptos erróneos, como la idea de que el tratamiento se limita a la psicoterapia, cuando en realidad implica un enfoque multifacético que incluye la educación de los padres, el apoyo escolar, la medicación y el apoyo psicosocial directo al niño.

Los medicamentos utilizados, como el metilfenidato, no son sedantes y pueden mejorar significativamente los síntomas del TDAH. Contrario a la creencia popular, no generan tolerancia y su efecto cesa al suspenderlos. Factores como el consumo de alcohol y tabaco durante el embarazo, la prematuridad y el entorno familiar pueden aumentar el riesgo de TDAH, aunque la genética juega un papel fundamental.

Alan Gutierrez

Otras Noticias