DRAGON BALL: MUERE AKIRA TORIYAMA, EL CREADOR DE LA FAMOSA SERIE MANGA

internacional 08-03-2024

El creador de Dragon Ball, uno de los cómics japoneses más influyentes y de mayor circulación de todos los tiempos, murió a los 68 años de edad.

Akira Toriyama sufrió un hematoma subdural agudo, un tipo de hemorragia cerebral, informó su estudio este viernes.

Dragon Ball es enormemente popular en todo el mundo y la serie de cómics también generó versiones de televisión animadas y de cine.

La serie impresa de Dragon Ball se inauguró en 1984. Sigue las aventuras de un niño llamado Son Goku en su búsqueda de unas esferas mágicas que pueden defender a la Tierra de unos humanoides alienígenas conocidos como los saiyajin.

 

Toriyama dejó varias obras incompletas al morir.

Su muerte sucedió el 1 de marzo y sólo su familia y unas pocas amistades asistieron a su funeral, según un comunicado del sitio web de Dragon Ball.

“Hubiera tenido muchas más cosas que lograr. Sin embargo, ha dejado muchos temas manga y obras de arte a este mundo”, declaró su estudio.

“Esperamos que todos sigan atraídos por el singular mundo creativo de Akira Toriyama durante mucho tiempo”, añadió.

 

Los inicios

Akira Toriyama nació en 1955, en la pequeña ciudad de Kiyosu, en la prefectura Aichi en el oriente de Japón.

Según dijo Toriyama mismo, desde el colegio estuvo interesado por el manga, y fue entre sus compañeros que tuvo su primera audiencia.

“Siempre me ha gustado dibujar”, le dijo hace unos años al sitio web Stormpages.

“Cuando era pequeño, no teníamos tantas formas de entretenimiento como las que hay hoy, así que todos dibujábamos. En la primaria, todos estábamos dibujando mangas o personajes animados y mostrándolos entre nosotros”.

Fue en esta época en la que Toriyama también comenzó a expandir su horizonte de influencias.

El creador de Dragon Ball se autoproclamó gran seguidor de las películas animadas de Disney en su niñez (tuvo una particular fijación con “101 dálmatas”), los westerns (que en la época de Toriyama estaban llegando a su máxima expresión con Sergio Leone), la ciencia ficción (Toriyama hizo muchos guiños a Star Wars en sus historias) y la acción (desde Bruce Lee y Jackie Chan hasta Aliens, de James Cameron).

Su primera oportunidad de escribir manga de manera profesional llegaría en 1977, luego de que uno de los editores de Shueisha -la editorial de manga más importante de Japón- lo contratara al ver su trabajo durante un concurso anual de la revista Monthly Shonen Jump para encontrar nuevos talentos.

Los mangas del joven Akira fueron rechazados durante dos años consecutivos. Y el primer manga suyo en ser publicado en la revista Shonen, Wonder Island, pasó desapercibido con sus lectores.

 

Dr. Slump y Dragon Ball

La primera prueba del éxito de Akira Toriyama en el mundo del manga llegó en 1980 con Dr. Slump.

El manga contaba la historia de una niña androide tan bien fabricada que todos pensaban que era una niña real con superpoderes.

Pero Dr. Slump fue el laboratorio perfecto para que el joven autor comenzara a explorar elementos que luego serían clave para crear el mundo de Dragon Ball.

En Dr. Slump aparecieron los primeros animales antropomórficos, androides y mundos futuristas que luego darían a Dragon Ball su estilo único.

Esta primera saga, que corrió hasta 1984 y que luego fue adaptada a la televisión, obtuvo reseñas como esta de Publisher’s Weekly en 2005, refiriéndose a la versión de TV:

“El trastocado Plaza Sésamo de Toriyama… ha creado su propia comedia demencial en la que su imaginación fantástica e invención cómica nunca dejan de aparecer”.

Para su siguiente proyecto, Toriyama dijo que contó con la ayuda de su esposa, quien tenía un gran conocimiento de los cuentos tradicionales chinos. Uno en específico, “El rey mono”, le llamó la atención.

Dragon Ball apareció publicado por primera vez en las páginas de Shounen Weekly en 1985. Contaba la historia de Son Goku, un pequeño niño con cola de mono que se une con sus amigos para emprender un viaje y encontrar las esferas del dragón.

El manga original tomaba inspiración de muchas fuentes, incluyendo la comedia de Jackie Chan de 1978 “El maestro borracho”, en la que un joven malcriado aprende de su tío la complicada forma de arte marcial del “mono borracho”.

También adaptó los poderes del rey mono a su personaje principal, incluyendo la habilidad de “surfear” las nubes.

 

El impacto de Dragon Ball

Cuando Toriyama dejó de escribir el manga de Dragon Ball Z, la mucho más exitosa secuela de Dragon Ball, en 1996, había escrito casi 9.000 páginas en total sobre las aventuras de Goku y sus amigos.

La luchadora Sasha Banks es una fanática de la saga de animé.

La saga original se adaptó en una exitosa serie de televisión de 156 episodios, que se vieron a nivel mundial gracias a la participación del estudio Toei Animation en el proyecto.

El éxito le abrió las puertas al mucho más ambicioso plan de adaptar Dragon Ball Z para la televisión: se produjeron en total 291 episodios de la secuela, los cuales se transmitieron en al menos 81 países.

Hasta el momento, hay 24 películas de Dragon Ball y casi 50 videojuegos basados en los personajes que creó Toriyama.

En 2001, el año en el que Dragon Ball Z era la serie más vista en el canal estadounidense de dibujos animados Cartoon Network, el buscador web Lycos reveló que Dragonball había encabezado su lista de los términos más buscados del año, superando incluso a Britney Spears.

Un analista de Lycos50 en ese momento dijo: “Dragon Ball continúa siendo increíblemente popular en internet con los adolescentes y entre los universitarios fanáticos de la animación en Japón”.

Dragon Ball, además, se ha convertido en la puerta de entrada para miles de artistas, fanáticos y escritores alrededor mundo al manga y el animé.

“Su legado vivirá para siempre. Gracias por crear el personaje de animé más icónico de todos los tiempos Akira”, escribió un aficionado en las redes sociales al enterarse de su muerte.

Jose Ramos

Otras Noticias