GREMIOS DE LA MACROZONA NORTE SE REFIEREN A LA VOTACIÓN E IMPLICANCIAS QUE TENDRÍA LA “LEY LAFKENCHE” PARA LA REGIÓN DE AYSÉN.

macrozonanorte 01-03-2024
🔊 Escuchar la Noticia >

GREMIOS DE LA MACROZONA NORTE SE REFIEREN A LA VOTACIÓN E IMPLICANCIAS QUE TENDRÍA LA “LEY LAFKENCHE” PARA LA REGIÓN DE AYSÉN.

Por medio de una declaración pública, los Gremios de la Macrozona Norte, compuestas por la Asociación Gremial de Industriales de Arica, la Asociación de Industriales de Iquique y el Tamarugal, la Asociación de Industriales de Antofagasta, la Corporación para el Desarrollo de la Región de Atacama (CORPROA) y la Corporación Industrial de Desarrollo Región de Coquimbo, se ha referido a la votación de la Comisión Regional de Uso Borde Costero (CRUBC) del 29 de febrero respecto de las solicitudes de ECMPO “Cisnes” e “Islas Huichas” de la ley Lafkenche para la región de Aysén.

En el documento, los gremios de la Macrozona Norte (Arica a Coquimbo) efectuaron “un fuerte llamado a la cordura en relación a un precedente que podría implicar un fuerte desincentivo a la inversión en todo el borde costero de la Macrozona Norte”.

Los gremios entregaron en detalle, cuales son las preocupaciones más importantes que existen al respecto:

 

1.- Dimensión desproporcionada: Este es un otorgamiento exclusivo de más de 621.000 hectáreas que desnaturaliza la interpretación de una ley que, más allá de promover y mantener las costumbres de un grupo de 59 personas, priva a la gran mayoría de las personas y trabajadores de una región de una propuesta de desarrollo sostenible de nuestro espacio costero.

2.- Generación de un conflicto: Esta herida abierta genera una división latente entre un grupo reducido de personas -que tienen derechos exclusivos- y la gran mayoría de los habitantes y comunidades de la zona que quieren y aspiran a tener un desarrollo común.

3.- Política de espacios de Borde Costero:  La exclusividad de un pequeño grupo de personas en extensos terrenos se contrapone con el principio de desarrollo sostenible y armónico con el medio ambiente que promueve la política actual de borde costero.

4.- Falta de diálogo: El proceso no ha contado con los adecuados espacios de diálogo e información a las comunidades a objeto de lograr que esta iniciativa genere consensos en la región donde se va a implementar.

5.- Alcance: El hecho de otorgar territorios tan extensos a un pequeño grupo de personas ha significado el desarrollo de una tendencia de un bloqueo descomunal de espacio costero que puede generar una parálisis de inversión e incertidumbre a cualquier actividad productiva, industrial y artesanal a lo largo de más de 6.000 kilómetros de costa.

Se menciona que “Después de un año difícil en materia de acuerdos, debemos ser capaces de avanzar en iniciativas que logren unirnos y no dividirnos”, agregando que los “Gremios de la Macrozona Norte nos preocupan las consecuencias de un proceso que no genera acuerdos en un momento en el que el país requiere urgentemente de señales que promuevan unidad, empleo, crecimiento y una mirada de futuro”.

Señalan que pese a que se ha visto “cómo otras medidas bien intencionadas son mal diseñadas y aplicadas, lo que ha generado la lamentable pérdida de miles de empleos de calidad en regiones donde la actividad económica costera es muy relevante para sus habitantes” para lo cual pusieron como ejemplo el caso de “la discusión de una nueva Ley de Pesca, donde la Macrozona Norte se ha visto afectada por una deficiente administración y manejo pesquero, unido a un mal proyecto en materia legislativa para la Industria, por lo que no podemos seguir aumentando la incertidumbre para inversiones futuras en esta materia”.

Finalizamos diciendo que “Las implicancias para la gran mayoría de las personas pueden ser muy dañinas a lo largo de todo el territorio nacional si no se corrige a tiempo con el objetivo de promover una adecuada política de desarrollo marino sostenible”.

jose ramos

Otras Noticias