CHILE ALERTA A INTERPOL DEL SECUESTRO DE UN EXMILITAR VENEZOLANO EN SANTIAGO

venezolano

Ronald Leandro Ojeda Moreno fue sacado de su departamento por cuatro individuos que se hicieron pasar por policías y las autoridades no descartan ninguna hipótesis, entre las que figura una operación de la contrainteligencia venezolana

El subsecretario del Interior chileno, Manuel Monsalve, ha informado la tarde de este miércoles de que el Gobierno ha solicitado a Interpol una alerta internacional, además del resguardo de las fronteras del país, tras el secuestro de un exmilitar venezolano ocurrido a las 3.15 de la pasada madrugada en su departamento en el municipio de Independencia, en el sector norte de Santiago. De acuerdo con un vídeo que ha sido difundido por redes sociales, el hecho fue protagonizado por cuatro individuos encapuchados que, según las primeras versiones, se hicieron pasar por funcionarios de la Policía de Investigaciones.

El exmilitar ha sido identificado como Ronald Leandro Ojeda Moreno, de quien no se ha precisado hace cuánto tiempo vivía en Chile. Asimismo, el Gobierno no confirmó si tenía o no la calidad de refugiado político, pues es una información, precisó Monsalve, que por ley no se puede hacer pública.

La investigación ha sido catalogada de carácter reservado, como todos los casos de secuestro, tanto por el Ministerio Público como por la Brigada de Antisecuestros (BIPE) de la Policía de Investigaciones. “Como se han levantado muchas hipótesis, el Gobierno también se hace cargo de todas las hipótesis posibles”, señaló el subsecretario en una declaración ofrecida desde La Moneda tras sostener una reunión con los ministros del Interior y de Justicia, Carolina Tohá y Luis Cordero, y el canciller Alberto Van Klaveren. Una de esas hipótesis, difundida por el excomisario venezolano Iván Simonovis, hoy opositor, apunta a una operación orquestada por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) de Venezuela.

De acuerdo con el periódico La Tercera, Ojeda es uno de los 33 militares que el 24 de enero, según informó el ministro de Defensa del Gobierno de Nicolás Maduro, Vladimir Padrino, fueron expulsados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) acusados de conspiración.

El secuestro del exmilitar se perpetró en el piso 14 del edificio donde vivía y fue registrado por las cámaras de seguridad. Horas más tarde, en el municipio de Renca fue ubicado un automóvil, que podría estar relacionado con el delito, que en su interior tenía un chaleco, presuntamente de la Policía de Investigaciones (PDI) y un casco antibalas. La investigación está a cargo del fiscal Héctor Barros, quien coordina el Equipo de Crimen Organizado y Homicidios (ECOH) en la Región Metropolitana, una unidad que fue creada en noviembre debido al alza inédita de este tipo de delitos en Chile.

Monsalve, con cautela, ha dicho que “en estos casos lo que importa es el resguardo de la integridad física de la eventual víctima y de su familia. Por lo tanto, hay que respetar el carácter secreto de la investigación que ha decretado el Ministerio Público”. Y precisó que fue durante la mañana de este miércoles que el Gobierno pidió a Carabineros y a la Policía de Investigaciones (PDI) que refuerce el control fronterizo. También informó que se solicitó al Ministerio de Defensa fortalecer los controles en distintos puntos de la frontera a la policía marítima, a cargo de los puertos; a la Dirección de Aeronáutica Civil (DGAC), que supervisa los aeropuertos y además a los jefes de las Fuerzas Armadas que se encuentran desplegados en las regiones de Arica, Tarapacá y Antofagasta, en el extremo norte chileno.

El senador Francisco Chahuán, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, ha dicho que el caso de Ojeda “es una situación sensible. Hemos estado en permanente contacto con el gobierno. Es un hecho que debe ser investigado con celeridad y con mucho rigor por las distintas tesis que se han ventilado”.

Germán valdivia

Otras Noticias