CONTRAPLANO-B

CONTAMINACIÓN PLÁSTICA EN EL AMBIENTE: FUNDAMENTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS Y RECOMENDACIONES PARA UN TRATADO GLOBAL DE PLÁSTICOS

ritoque_martin_thiel
🔊 Escuchar La Noticia >

CONTAMINACIÓN PLÁSTICA EN EL AMBIENTE: FUNDAMENTOS CIENTÍFICO-TÉCNICOS Y RECOMENDACIONES PARA UN TRATADO GLOBAL DE PLÁSTICOS
Reducir y prevenir la acumulación de basura en el medioambiente es actualmente uno de los mayores desafíos ambientales que enfrenta la humanidad. De acuerdo con un reciente estudio global en el que participó un investigador de nuestro país, se estima que en la actualidad hay más de 170 trillones de partículas plásticas flotando en los océanos del mundo, abundancia alcanzada luego de un acelerado aumento desde el año 2005. De igual manera, altas abundancias de basura plástica han sido registradas en ecosistemas terrestres y dulceacuícolas alrededor del mundo, incluso cuando estos ecosistemas han sido menos estudiados que los marinos.

Dado este escenario de carácter global y urgente, los países miembros de las Naciones Unidas se encuentran negociando un Tratado Global de Plásticos que logre abordar esta problemática. Como en todo proceso de negociación internacional, el Comité Intergubernamental de Negociación (INC) desarrolla una serie de reuniones para discutir y decidir los objetivos y los puntos fundamentales que debe considerar el tratado, como también la forma de abordarlos, hasta concluir con la elaboración del texto final. Se ha determinado que este proceso tendrá un total de cinco reuniones (tres de las cuales ya se han llevado a cabo) y concluirá a fines del presente año 2024. La más reciente de estas reuniones (INC-3) se realizó en noviembre de 2023 en Nairobi, Kenia, en la cual Chile participó con una delegación conformada por representantes del Ministerio de Medio Ambiente (MMA), del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREL), de la academia y de la sociedad civil. Siguiendo con el proceso, en abril de 2024 se realizará la cuarta reunión (INC-4), de la cual se espera obtener resultados más concretos respecto a la elaboración del documento.

Los miembros de la red SPLACH han emitido una carta dirigida a la Ministra del Medio Ambiente, María Heloisa Rojas, y al Ministro de Relaciones Exteriores, Alberto van Klaveren. En dicha carta proporcionan los principales fundamentos científico-técnicos que respaldan las recomendaciones que consideran fundamentales tratar durante el INC-4, tanto para definir la posición de nuestro país ante las negociaciones como para la elaboración del tratado.

En este contexto, la alianza nacional de científicos y científicas que investigan la contaminación plástica (“Scientific Plastic Pollution Alliance of Chile” o SPLACH), conformada en julio de 2018 por personas de diversas universidades y centros de investigación a lo largo de todo Chile, llevó a cabo la III versión del Congreso Nacional que realiza cada dos años. En dicho congreso, realizado entre el 10 y 12 de enero de 2024, se presentaron resultados de las investigaciones que están realizando los miembros de la red SPLACH. Además, se contó con la participación de representantes de los Ministerios anteriormente señalados, de la Alianza Basura Cero Chile, de los recolectores de base y de otras organizaciones enfocadas en enfrentar la contaminación por residuos plásticos, realzando la importancia de la intersectorialidad para establecer medidas y acciones para combatir esta problemática.

A partir de los resultados presentados en el congreso y de las investigaciones ya publicadas en revistas científicas de prestigio internacional, los miembros de la red SPLACH han emitido una carta dirigida a la Ministra del Medio Ambiente, María Heloisa Rojas, y al Ministro de Relaciones Exteriores, Alberto van Klaveren. En dicha carta proporcionan los principales fundamentos científico-técnicos que respaldan las recomendaciones que consideran fundamentales tratar durante el INC-4, tanto para definir la posición de nuestro país ante las negociaciones como para la elaboración del tratado. Cabe destacar que la red SPLACH ha asesorado a la Oficina de Asuntos Internacionales del MMA en diversas oportunidades durante el proceso de negociaciones del tratado.

A partir de los resultados presentados en el congreso y de las investigaciones ya publicadas en revistas científicas de prestigio internacional, los miembros de la red SPLACH han emitido una carta dirigida a la Ministra del Medio Ambiente, María Heloisa Rojas, y al Ministro de Relaciones Exteriores, Alberto van Klaveren. En dicha carta proporcionan los principales fundamentos científico-técnicos que respaldan las recomendaciones que consideran fundamentales tratar durante el INC-4, tanto para definir la posición de nuestro país ante las negociaciones como para la elaboración del tratado. Cabe destacar que la red SPLACH ha asesorado a la Oficina de Asuntos Internacionales del MMA en diversas oportunidades durante el proceso de negociaciones del tratado.

La carta fue entregada en las dependencias de los Ministerios respectivos el pasado 23 de enero, y también ha sido compartida abiertamente para poder ser consultada por el público general. Entre los fundamentos científico-técnicos aportados por las y los investigadores cabe destacar la globalidad y la ubicuidad de la contaminación plástica, dado que se ha reportado en prácticamente todos los ecosistemas del planeta, incluyendo ríos, playas y costas de Chile. Asimismo, enfatizan la urgencia de solucionar esta problemática, puesto que se ha demostrado ir en constante aumento y que ya está afectando a una gran diversidad de organismos acuáticos y terrestres, incluyendo al propio ser humano. Otro dato relevante proporcionado por los miembros de la red SPLACH tiene relación con el tipo y el origen de la basura plástica que se encuentra en el medioambiente. Según señalan, la mayor parte de esta basura corresponde a plásticos de un solo uso y proviene principalmente de fuentes locales y terrestres, como por ejemplo las zonas urbanas. Además, las actividades humanas realizadas en dichas zonas, como son la actividad turística y el manejo deficiente de residuos, exacerban su generación.

Por todo lo anterior y porque el reciclaje no ha logrado ser una solución efectiva ni eficiente en ningún lugar del mundo, las y los científicos destacan que el Tratado Global de Plásticos debe enfocarse en establecer medidas locales que apunten al origen de la basura plástica. Entre dichas medidas enfatizan reducir la producción de plásticos en general y de plásticos de un solo uso en particular; reforzar la reutilización, el rellenado y la retornabilidad de todo tipo de productos; impulsar el uso de materiales alternativos al plástico, mientras estos también sean reutilizables, rellenables y/o retornables; y fomentar la Responsabilidad Extendida del Productor (REP) como un eje principal para abordar la problemática. Asimismo, dado que el plástico no sólo es problemático por su desecho, sino también por su proceso de producción, las y los investigadores destacan que todas las medidas que se establezcan deben considerar el ciclo de vida completo del material, es decir, desde la extracción de la materia prima virgen para su producción hasta el desecho del producto después de su utilización. Adicionalmente, considerando que la toxicidad de los plásticos ha sido ampliamente comprobada, los miembros de la red SPLACH recomiendan que el Tratado Global de Plásticos prohíba el uso de aditivos químicos tóxicos, y que estos sean establecidos en base a fundamentos científico-técnicos.

En relación a las metas que establezca el tratado, en la carta se recomienda determinar colectivamente metas globales de reducción, tanto en producción de plásticos como en contaminación final, y que estas sean complementadas con planes de acción nacional. Esto porque las Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDCs), en las que cada país establece sus propias metas de manera unilateral, no han mostrado tener resultados positivos en otros acuerdos globales (por ejemplo, Acuerdo de París por el cambio climático). Por último, las y los especialistas en contaminación plástica destacan que todas las medidas que se establezcan en el tratado deben ser acompañadas de campañas y programas de educación dirigidos a todos los sectores de la sociedad, programas de fiscalización y penalización, y programas de monitoreo que permitan evaluar si las medidas están siendo efectivas para reducir los plásticos en el medioambiente.

Entre los fundamentos científico-técnicos aportados por las y los investigadores cabe destacar la globalidad y la ubicuidad de la contaminación plástica, dado que se ha reportado en prácticamente todos los ecosistemas del planeta, incluyendo ríos, playas y costas de Chile. Asimismo, enfatizan la urgencia de solucionar esta problemática, puesto que se ha demostrado ir en constante aumento y que ya está afectando a una gran diversidad de organismos acuáticos y terrestres, incluyendo al propio ser humano.

Las y los científicos de la red SPLACH y los diversos adherentes a la carta esperan que estas recomendaciones basadas en la evidencia científica puedan ser tomadas en consideración por la delegación de Chile a la hora de definir la posición nacional ante el INC-4. Asimismo, aseguran que la participación de Chile será fundamental en las negociaciones, especialmente considerando la representación del GRULAC (Grupo América Latina y el Caribe) en la presidencia de esta cuarta reunión.

Finalmente, más allá de las negociaciones internacionales y de la carta elaborada en ese marco, las y los investigadores de la red SPLACH enfatizan la importancia de que todos los sectores de la sociedad tomemos conciencia y acción para solucionar esta problemática. Esto es, por ejemplo, reducir nuestro propio consumo de plásticos desechables, como también exigir a nuestras autoridades tomar acciones de regulación y fiscalización de las leyes nacionales vigentes.

Compartir en tus redes sociales:
Yasmin Delgado

Otras Noticias