CONTRAPLANO-B

La peor pesadilla de la industria del videojuego

1200_800
🔊 Escuchar La Noticia >

La peor pesadilla de la industria del videojuego

La Navidad suele ser una época de reuniones familiares, cenas copiosas, risas entre amigos y muchos turrones. Sin embargo, los trabajadores de Insomniac Games no han tenido unas fiestas de lo más alegres; tras recibir la amenaza de unos hackers, el estudio de PlayStation ha visto cómo sus planes futuros se compartían sin consentimiento por las redes sociales. Estos datos, además, incluyen información personal de muchos de los empleados que componen la desarrolladora de videojuegos, lo que facilita el robo de identidad por parte de cibercriminales con malas intenciones. La comunidad, por su parte, ha reaccionado de diversas maneras a este tipo de noticias que también han sufrido muchos otros: hay quien ha condenado rotundamente el hackeo, pero también hemos visto muchos debates relacionados con los próximos proyectos de la compañía, hasta ahora desconocidos. Ahora bien, más allá de discusiones entre usuarios y juegos para los años subsiguientes, ¿cómo afecta una situación así de forma interna?

Casos como el de Insomniac Games o el de Rockstar, que también fue víctima de un ciberataque relacionado con su esperado GTA VI, son anomalías en la industria de los videojuegos. Aunque hemos visto varias noticias del estilo, generalmente es raro que un grupo de hackers logre atravesar todas las barreras virtuales que se colocan alrededor de un estudio. Sin embargo, desarrolladores de todo el mundo pueden imaginar lo que supone sufrir una experiencia así de brutal, motivo por el que hemos hablado con algunos profesionales de la industria para saber más sobre prevención de hackeos y qué se puede hacer tras vivir algo así.

Prevención de hackeos: ¿qué se puede hacer para evitar ciberataques?

Para empezar, y como bien recuerda Fernando Sánchez, cofundador de Aeternum Game Studios, es importante conocer bien la diferencia entre filtración y hackeo. El primero es cuando “alguien desde dentro está facilitando datos sensibles sobre la actividad del estudio”; el ciberataque, no obstante, “ocurre por accesos no autorizados, bien por error humano al clicar donde no debemos, o por un fallo en los sistemas de seguridad”. Centrándonos exclusivamente en esta última problemática, Sánchez recuerda que la sombra de los hackers acecha de forma continua en empresas de videojuegos: “Los estudios de desarrollo funcionan como cualquier otra empresa tecnológica, y eso implica que están expuestos a las amenazas y hackeos constantemente”.

“La única forma de evitarlos es reforzar los accesos y concienciar a los compañeros acerca de los métodos que los hackers pueden emplear para acceder a nuestra información”. Jesús Pancorbo, Lead 3D Animator de Pendulo, profundiza en este último aspecto hablando de medidas concretas para preparar a un equipo de desarrollo (y sus respectivos sistemas) ante posibles intentos de hackeo: “hay que aportar formación sobre tipos de estafas y engaños a los empleados, y, más allá de aportar las herramientas de seguridad adicionales al equipo que estimes oportunas, bien sea el uso de plataformas internas de comunicación, seguridad en los USB de los PC y un control de flujos anómalos de datos, no puedes hacer gran cosa”.

Por desgracia, nada de esto garantiza que una empresa tecnológica no se vea afectada por los ciberataques. De hecho, ésta es una realidad de la que todos los desarrolladores se han hecho a la idea: “Si ponen el foco en tu empresa queda confiar en que los pasos anteriores se cumplen”, comenta Pancorbo. Por su parte, Sánchez reitera que “en general, debemos tener en cuenta que la seguridad total no existe. Pero si no implantamos ninguna medida o dejamos la seguridad de la empresa al azar, claramente las consecuencias serán inevitables”.

Compartir en tus redes sociales:
Esteba Contreras

Otras Noticias