Plantean nuevo diseño de ciudades ante cambio climático: proponen aprovechar el agua lluvia en napas subterráneas

Santiago,,Region,Metropolitana,/,Chile,-,April,17,2016,-
🔊 Escuchar La Noticia >
  • Según expertos de la PUCV, el cambio climático traerá consigo la repetición de las condiciones vividas durante las últimas semanas.
  • Se estima que el foco debe estar puesto en una gestión preventiva más que paliativa.

Los últimos eventos climáticos han dejado al descubierto la vulnerabilidad de las urbes debido a inundaciones, derrumbes, socavones y cortes en los principales accesos. La gran cantidad de agua caída ha dejado en evidencia la fragilidad de las ciudades, lo que ha generado caos en diversos servicios.

Por lo mismo es que según especialistas, el diseño de las ciudades debe ser replanteado. Así lo explicó el arquitecto y docente de la Escuela de Arquitectura y Diseño de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Álvaro Mercado, para quien el rápido y, a veces, descontrolado crecimiento de las urbes no va de la mano de acuerdo a los desafíos estructurales. “Uno puede entender a raíz de los sucesos de los últimos meses que el crecimiento de las ciudades acelerado y poco planificado es un elemento clave para entender los desastres y la vulnerabilidad que estamos viviendo”, señaló Mercado.

El arquitecto añadió que “al parecer las ciudades colapsan hoy en día, sobre todo en Chile, debido a los sistemas de la infraestructura crítica. La ciudad ha crecido de manera acelerada, se han multiplicado los paños urbanos, pero a veces eso no va de la mano con los sistemas de infraestructura crítica, por ejemplo, el sistema de evacuación de aguas lluvias, colectores, etc”.

Para Mercado debe existir actualmente un cambio de paradigma; un nuevo rumbo de la planificación de las ciudades. “Sería más bien pensar el agua como un elemento que debe drenar de manera eficiente para que no sólo no genere vulnerabilidades en las ciudades, sino para que también pueda aportar a los ecosistemas urbanos”. El arquitecto y docente de la PUCV agregó que “las áreas verdes o puntos verdes apuntan a que la ciudad sea más permeable y al mismo tiempo, las aguas lluvias que sean evacuadas puedan ser utilizadas dentro de la ciudad y drenar a las napas subterráneas y así generar un ecosistema más sostenible. Al mismo tiempo faltan infraestructuras para poder recolectar esas aguas lluvias que muchas veces se pierden”.

CAMBIO CLIMÁTICO

En cuanto al ámbito climático, las condiciones a futuro parecen no estar alejadas de lo que se vivió durante este invierno. Para el oceanógrafo Tomás Berger, quien además es docente de la Escuela de Ciencias del Mar de la PUCV, “se podría esperar que durante una fase cálida del ciclo Enos, popularmente conocido como El Niño, haya más eventos extremos de precipitaciones durante el último tiempo y que a la vez sean más intensos, por lo tanto, sí podríamos esperar que en años próximos haya precipitaciones como las que hemos visto”.

Para Berger, se espera que producto del aumento de diversos factores que afectan la temperatura y el nivel del mar, se generen también más eventos extremos, por ejemplo, “ciclones en el Atlántico, trombas marinas en el Pacífico Sur Oriental frente a Chile o ríos atmosféricos, trayendo vapor de agua desde la zona tropical. Por lo tanto, se estima que, producto del cambio climático antropogénico, es decir que es el efecto del ser humano sobre el aumento de la temperatura en general en la Tierra, se generen más situaciones extremas como las que ya hemos evidenciado”.

Por último, el académico agregó que “estos eventos ocurren y han ocurrido siempre; comúnmente han existido los ciclos cálidos o positivos de enos (fenómeno de El Niño) que traen altas precipitaciones. Siempre existirá la conjunción entre la sociedad y la naturaleza en donde si ocupamos zonas para construir que antes fueron lechos de río, posiblemente, en algún momento, vamos a tener una alta carga de precipitaciones que llene ese lecho de río y por ende van a haber desastres naturales. Por lo tanto, deberíamos enfocarnos hacia una gestión preventiva más que paliativa sobre eventos naturales como los que hemos observado durante el último tiempo”.

Fuente: Cristian Humberto Croce Quijon

Esteba Contreras

Otras Noticias