ESTE JULIO DE 2023 ES EL MES MÁS CÁLIDO REGISTRADO EN EL PLANETA, SEGÚN COPERNICUS Y LA ORGANIZACIÓN METEOROLÓGICA MUNDIAL

mesmascalido 08/2023

“El clima extremo que ha afectado a muchos millones de personas en julio es desafortunadamente la dura realidad del cambio climático y un anticipo del futuro”, asegura el secretario general de la OMM. Fuente: El País, 26 de julio de 2023.


Este julio de 2023 va a convertirse en el mes más caluroso registrado hasta ahora en el planeta, después de que las primeras tres semanas hayan superado cualquier periodo de los más cálidos hasta la fecha, según han comunicado este jueves el Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) de la Unión Europea y la Organización Meteorológica Mundial (OMM). El pasado mes fue el junio más caluroso registrado, pero en este caso se trata del mes con temperaturas más altas nunca observadas. Si bien los registros modernos se remontan al siglo XX o, como mucho, al siglo XIX, los expertos en paleoclimatología consideran que no se ha alcanzado esta temperatura media en el planeta en mucho más tiempo.

“No solo será el julio más cálido, sino el mes más cálido de la historia en términos de temperatura media global absoluta. Es posible que tengamos que remontarnos miles, si no decenas de miles de años atrás, para encontrar condiciones cálidas similares en nuestro planeta”, incide Karsten Haustein, climatólogo de la Universidad de Leipzig (Alemania). Su colega de Berkeley Earth, el investigador Zeke Hausfather, coincide: “Nuestras emisiones pasadas de CO₂ se han acumulado en la atmósfera, e incluso sin ningún calentamiento adicional, este siglo será más cálido que cualquier periodo similar de los últimos 120.000 años”.

Temperatura global diaria del aire en la superficie (°C) desde el 1 de enero de 1940 hasta el 23 de julio de 2023, representada como serie temporal para cada año.SERVICIO DE CAMBIO CLIMÁTICO DE COPERNICUS

El Servicio de Cambio Climático de Copernicus y la Organización Meteorológica Mundial relacionan estas altas temperaturas con las olas de calor de los últimos días en gran parte de América del Norte, Asia y Europa e inciden en que “a la larga” provocan incendios forestales como los de Canadá y otros muchos en el área del Mediterráneo, como en Italia, Grecia y Argelia.

Para Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial, “el clima extremo que ha afectado a muchos millones de personas en julio es desafortunadamente la dura realidad del cambio climático y un anticipo del futuro”. “La necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero es más urgente que nunca. La acción climática no es un lujo, sino un deber”, ha asegurado.

Antes del verano de 2023, el mes registrado como el más caluroso en el planeta era julio de 2019, con una temperatura media de 16,63 °C. En lo que va de este mes, la marca se sitúa en 16,95 °C. Según Zachary M. Labe, climatólogo de la Universidad de Princeton, “estamos experimentando la realidad de décadas de predicciones de los científicos que advertían del rápido aumento de las temperaturas debido al cambio climático provocado por el hombre”.

El cambio climático está relacionado con un aumento de fenómenos extremos como olas de calor, sequías o inundaciones. En el mes de julio, las altas temperaturas han espoleado los incendios forestales, que han provocado decenas de muertes y miles de evacuados. Por otro lado, el fuego también ha arrasado con millones de hectáreas de bosques, y ha afectado la fauna y flora que habita en estos ecosistemas.

Este calentamiento del planeta está provocado por las emisiones de efecto invernadero, causadas principalmente por el uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas). Se sabe que cuánto más de estos gases se liberen a la atmósfera, más aumentarán las temperaturas y peores serán las consecuencias. Por ello, los científicos piden acciones contundentes. “Sin una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, el calor y los riesgos subsiguientes seguirán amplificándose, por desgracia”, lamenta Labe. “La única manera de impedir que la Tierra siga calentándose y que los fenómenos extremos asociados al cambio climático no se agraven es conseguir que las emisiones mundiales de CO₂ se reduzcan a cero neto”, alienta el científico Hausfather.

No es un hecho aislado

Además del mes más caluroso, este julio se han batido varias veces el récord de la temperatura media diaria del aire en la superficie global. Ahora mismo, el 6 de julio de 2023 ha quedado ―con 17,08 grados— como el día más caluroso registrado en el planeta, seguido de cerca por el 5 y 7 del mismo mes de este año.

Como incide el Servicio de Cambio Climático de Copernicus, la temperatura media del planeta superó temporalmente el umbral de 1,5 °C por encima del nivel preindustrial durante la primera y la tercera semana del mes. A alcanzar estos registros, ha contribuido que, desde mayo, la temperatura promedio global de la superficie del mar ha estado muy por encima de los valores observados anteriormente para la época del año.

Como señala Carlo Buontempo, director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) en el Centro Europeo para Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo, “es poco probable que el récord de julio permanezca aislado este año, los pronósticos estacionales de C3S indican que es probable que las temperaturas en las áreas terrestres estén muy por encima del promedio, superando el percentil 80 de la climatología para la época del año”.

Hausfather va un paso más allá y apuesta a que el récord que se marque en 2023 será rápidamente superado el año que viene. “Los efectos del fenómeno de El Niño que se desarrolla este año se dejarán sentir aún con más fuerza en las temperaturas de la superficie global en 2024″, agrega.

La Organización Meteorológica Mundial predice que existe un 98% de probabilidad de que al menos uno de los próximos cinco años sea el más cálido registrado y un 66% de probabilidad de superar temporalmente los 1,5 °C por encima del promedio de 1850-1900 durante al menos uno de los cinco años.

Esto no significa que se superará permanentemente el nivel de 1,5 °C especificado en el Acuerdo de París, que se refiere al calentamiento a largo plazo durante muchos años, según la Organización Meteorológica Mundial y Copernicus, pero sí se sufrirán cambios que afectaran drásticamente a la salud, al medio ambiente y a la economía. Daños que, de hecho, ya se están experimentando.

Fuente: cambioclimaticochile.cl

Esteban Contreras

Otras Noticias