CIENTÍFICOS DESCUBREN PREOCUPANTE ALTERACIÓN EN EL OÍDO POR BAÑARSE EN LAS FRÍAS COSTAS CHILENAS

ss

Estudio de la Universidad Andrés Bello revela cómo la exposición prolongada a las bajas temperaturas del litoral chileno, pueden generar varios problemas a los oídos de bañistas y deportistas.

Un grupo de académico de la Universidad Andrés Bello publicaron recientemente un paper en la Revista Chilena de Fonoaudiología, investigación que presenta la exóstosis del conducto auditivo externo (ECAE), también conocida como oído de surfista, como una alteración del tejido óseo del oído externo, principalmente causada debido a la sobre exposición al frío y el contacto con el agua.

El fonoaudiologo Carlos Orellana junto a la kinesióloga Dra. Paula Plaza lideraron este estudio titulado “Prevalencia de la exóstosis del conducto auditivo externo entre practicantes de surf y bodyboard en la costa central de Chile”, y que contó con la colaboración de los docentes Gonzalo Gallardo y Cristian Poblete (Fonoaudiología) y Jan Karlsruher (Escuela de Medicina).

En la investigación se consideraron los practicantes de deportes acuáticos como el surf y bodyboard de las costas del Pacífico sur, ya que se exponen a aguas con temperaturas entre 12°C-16 °C. El análisis determinó la prevalencia y el grado de ECAE en practicantes de estas disciplinas y otras prácticas de la Región de Valparaíso.

“Como resultado, observamos una prevalencia de ECAE del 77,6%, siendo el 61,2% ECAE bilateral y el 16,4% ECAE unilateral. También se pudo determinar, además, que el 62,3% de los participantes no usaba protección auditiva”, explica Gallardo, director de la carrera de Fonoaudiología UNAB, sede Viña del Mar.

A partir de estos hallazgos, “es posible concluir que existe una alta prevalencia de la ECAE en practicantes de surf y bodyboard, lo que debería alertar tanto a la población practicante como a profesionales de la salud auditiva con el fin de promover el uso de protección auditiva para una vida saludable en esta población”, añade Gallardo.

Datos desconocidos
Este trabajo además logró determinar la prevalencia de ECAE en practicantes de surf en las localidades de Reñaca y Concón de las costas de la Región de Valparaíso, datos que anteriormente se desconocían.

El estudio entrega las herramientas teóricas para mejorar y fomentar la educación en cuanto a prevención y promoción en la salud auditiva en practicantes de deportes acuáticos de todas las costas chilenas, y así evitar las causas y consecuencias producidas, a corto plazo y largo plazo, ante patologías auditivas como el oído del nadador (otitis externas agudas), el oído del surfistas (exóstosis de CAE), bacterias u hongos por humedad (otomicosis), entre otras.

Con esta información se pretende además educar en la prevención, disminuyendo los costos asociados a las atenciones con médicos especialistas, tratamientos farmacológicos y quirúrgicos, además de impedir la imposibilidad de practicar estos deportes.

Ello porque si bien estas dolencias fueron detectadas en deportistas, podría ocurrirle a cualquier persona, ya sea surfista bañista o nadador. “El punto es la exposicion prolongada al frio, por eso es más comun es surfistas. Por ejemplo, la nadadora de aguas gélidas, Bárbara Hernández también lo tiene”, dice Gallardo.

Agrega que en general la patología se comienza a desarrollar luego de 10 años de exposición prolongada al agua fría.

En la investigación también participaron los estudiantes de la carrera de Fonoaudiología, UNAB Sede Viña del Mar (encargados de la recopilación de datos, Catherine Adames, Karina Bustamante, Fernanda Díaz y Piera Zumelzu.

latercera.com

Yasmin Delgado

Otras Noticias