Una muestra más del importante sello medioambiental que el jardín infantil Media Luna de San Pedro le está dando a su labor educativa se vivió la mañana de este lunes, con la inauguración de dos iniciativas vinculadas al cuidado de la naturaleza, el reciclaje y la formación de niñas y niños que respetan su entorno.

 

El establecimiento dependiente de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (JUNJI), puso en marcha un sistema de identificación de árboles nativos mediante códigos QR, que se pueden leer a través del teléfono celular. Cabe destacar que cada árbol fue plantado y apadrinado por una familia del jardín, en una iniciativa desarrollada junto al Departamento del Medioambiente de la Municipalidad y que se enmarca en el proyecto “Quillota Respira Frente al Cambio Climático”, la iniciativa de arborización urbana más grande de Chile.

 

Pero además, durante la ceremonia también se puso en marcha un espacio lector para los párvulos del establecimiento, bajo la sombra de los árboles del patio posterior y que fue implementado con diversas comodidades, hechas con materiales reciclados. Por ejemplo, se construyeron asientos de madera y neumáticos pintados, se construyeron libreros con cajones y todo se decoró con un gran mural con temáticas medioambientales, confeccionado con tapas plásticas.

 

Sello medioambiental

 

La educadora encargada del jardín “Media Luna”, Lorena Escobar Guzmán, explicó que “nuestro sello es el cuidado del medioambiente. Entonces, desde ahí nosotros siempre tratamos de hacer muchas gestiones con el Departamento del Medioambiente, con las familias, con los vecinos, la Delegación, para poder tener prácticas saludables que lleven a este cuidado del entorno, de la tierra, las hojas, los árboles, el reciclaje. Así que para nosotros es muy importante esta inauguración, poder contar con todas las autoridades, dar a conocer nuestro jardín, como trabaja los espacios. De verdad estamos muy contentas y ahora a cuidar los arbolitos, a ver el origen, los cuidados, los riegos. Las familias están súper contentas, así que estamos muy agradecidas de todo lo que se pudo hacer hoy día”.

 

Este impulso ecológico del establecimiento ha sido apoyado directamente por el Departamento del Medioambiente de la Municipalidad de Quillota, cuyo encargado, el ingeniero Javier Cisternas Donoso, destacó la creación de “una zona donde hay arbolitos que ya hemos plantado como Departamento con la ayuda de ellos también y de los niños, por supuesto, donde hemos puesto códigos QR, que ayudan a la comunidad y a todas las personas a identificar los árboles, se les da información científica, cosa de que después vengan con sus teléfonos celulares. También un espacio lector ahí en el patio, muy lindo, con materiales reciclados, que determina principalmente el cuidado que tiene este jardín infantil y sobre todo, lo que se está haciendo mucho en San Pedro ya, que los jardines infantiles se están motivando mucho para que los niños aprendan de medioambiente y empiecen a cuidarlo desde chicos, que es lo importante para todos”.

 

Trabajo conjunto y compromiso

 

La ceremonia fue encabezada por el alcalde de Quillota, Óscar Calderón Sánchez, quien valoró el impulso a la educación ambiental que se está dando en el establecimiento anfitrión, así como en otros jardines de la comuna, con diversos proyectos que promueven el cuidado del entorno y la generación de una conciencia ecológica entre los niños de la comuna, desde muy temprana edad.

 

El jefe comunal manifestó “agradecimiento, reconocimiento y por supuesto, ponernos a disposición para seguir trabajando en conjunto. Lo que estamos viendo es el resultado de un trabajo importante, además, durante el transcurso del segundo semestre de este año, que se está realizando en distintos jardines infantiles con la Unidad de Medioambiente de la Municipalidad de Quillota y en el caso particular, en el jardín infantil Media Luna, estamos viendo el compromiso que la familia está teniendo por apadrinar un arbolito, cuidarlo y mantenerlo en el tiempo. Sumado a aquello, el tema de la inauguración del patio de lectura, una instancia también de encuentro con la naturaleza, pero además, para poder viajar con la imaginación a distintos escenarios que los libros nos van entregando”.

 

En la misma línea, finalizada la actividad, cada asistente recibió de parte de las educadoras del jardín una planta suculenta, adaptada para un menor consumo de agua, con el objetivo de que puedan cuidarla en su hogar, en medio de la escasez hídrica que afecta a la zona.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias