Director de salud dijo que no se va a permitir que antisociales ensucien su el buen nombre y valoración de los equipos de salud de la Atención Primaria. Se confirmó la presentación de los antecedentes ante la Fiscalía.

 

 

Ante reiteradas acusaciones de personas mayores que han sido víctimas de engaños por parte de supuestas trabajadoras de Centros de Salud de Atención Primaria, para poder ingresar a sus hogares, drogarlas y robarles, la Corporación Municipal de Viña del Mar presentó ante la Fiscalía una denuncia por el delito de usurpación de funciones para dar con el paradero de estas antisociales.

 

Al respecto, el director del Área de Salud de la Corporación Municipal, Rodrigo Valenzuela, lamentó la situación y señaló que “condenamos los hechos que han sucedido en nuestra comunidad. Los funcionarios de salud tenemos un compromiso ético con el cuidado de la gente y estos delincuentes, aprovechándose de la buena fe, han dañado a nuestros pacientes con quienes día a día convivimos y atendemos”.

 

Por ello, fue enfático al precisar que “los equipos han vivido una pandemia donde han trabajado sin descanso y no vamos a permitir que antisociales ensucien su buen nombre. Debido a ello, estamos presentando una denuncia por el delito de usurpación de funciones que está previsto en el artículo 213 del Código Penal y perseguiremos a todo aquel que ejecute este tipo de conductas”.

 

ANTECEDENTES

 

Las acusaciones respecto de este tipo de situaciones se están presentando desde la semana pasada donde los afectados y familiares relatan que una mujer que se hace pasar por funcionaria del Centro de Salud Familiar (CESFAM) de Miraflores Alto, intercepta a las víctimas acompañándolas hasta su hogar para, luego de ganar su confianza, drogarlos y posteriormente robar parte de sus pertenencias.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias