Todas las disposiciones que permiten el comiso de las ganancias ilícitas, la creación de nuevos tipos penales y la entrega de facultades fueron respaldadas por los senadores. Las normas sobre uso medicinal y consumo personal de cannabis no contaron con respaldo necesario para su aprobación.

 

A cumplir su tercer trámite pasó el proyecto que busca mejorar la persecución del narcotráfico y del crimen organizado, que entre otras medidas regula el destino de los bienes incautados, el comiso de ganancias o bienes ilícitos y fortalece las instituciones de rehabilitación y reinserción social.

 

Ello luego que la Sala del Senado analizara y discutiera en particular la iniciativa que contiene una serie de disposiciones tendientes a combatir la delincuencia.  Si bien se aprobaron todas las normas en ese sentido, dos disposiciones referidas a la despenalización del cultivo para uso medicinal y personal de la cannabis, que fueron introducidas por la mayoría de la Comisión de Seguridad Pública no contaron con los votos necesarios para su aprobación.

 

Así las cosas y tras una amplia discusión respecto de la admisibilidad de la indicación sobre auto cultivo para uso medicinal, la Sala la declaró inadmisible con 18 votos contra 19 y luego la rechazó con 20 votos en contra y 18 a favor.

 

Luego, con 20 votos en contra y 16 a favor la Sala declaró inadmisible la indicación que despenalizaba el consumo, porte y autocultivo de hasta 500 gramos de marihuana para uso personal.

 

Durante esa discusión, intervinieron los senadores Felipe Kast, Francisco Chahuán, Iván Flores, Carmen Gloria Aravena, Rodrigo Galilea, Gustavo Sanhueza, Fabiola Campillai y José Miguel Durana.

 

Quienes estaban a favor de ambas disposiciones señalaron que con ellas se permitía focalizar la persecución en los delincuentes y no en aquellas personas que consumen marihuana de manera medicinal o personal, mientras que los que rechazaron las normas sostuvieron que el tema debe ser analizado en profundidad en un proyecto específico y no en uno que está destinado a establecer medidas de persecución del delito.

 

Otra norma que fue declara inadmisible, por cuestiones de forma y no de fondo, fue la que establecía inhabilidades para quienes tuvieran dependencias de drogas o sustancias sicotrópicas para postular a cargos de Presidente de la República, senadores y diputados. Según explicó el presidente del Senado, tanto los requisitos como inhabilidades para postular a tales cargos se establecen en la constitución y no en una ley, como era el caso que se estaba planteando.

 

Entre las disposiciones aprobadas, se cuenta una que permite destinar parte de los recursos decomisados a las unidades del Ministerio Público que cumplan funciones de análisis, investigación o persecución del crimen organizado, así como también a las unidades de Carabineros de Chile y de la Policía de Investigaciones de Chile que tengan como objeto la desarticulación de organizaciones criminales.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias