Proyecto es liderado por investigadores UV y del Centro Metropolitano de Imagenología Mamaria.

 

Diagnosticar el cáncer de mama a tiempo permite disminuir la mortalidad, y la mamografía es el método más eficaz para detectarlo a tiempo. Sin embargo, para lograr este objetivo se requiere la realización de mamografía de forma anual en toda la población de riesgo, que son mujeres mayores de 40 años. Esto es un gran desafío a nivel de la salud pública en nuestro país, porque se requiere el análisis de una gran cantidad de exámenes mamográficos por parte de profesionales especializados, logrando detectar los exámenes sospechosos de malignidad en el menor tiempo posible.

 

Para contribuir a este propósito, investigadores de las Facultades de Ingeniería y de Medicina de la Universidad de Valparaíso, en conjunto con el Centro Metropolitano de Imagenología Mamaria (CMIM) del Servicio de Salud Metropolitano Sur y la empresa Crecer Salud, desarrollan un sistema de inteligencia artificial llamado mamAI para el apoyo en el diagnóstico y priorización de exámenes mamográficos. Esta iniciativa cuenta con el financiamiento de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo ANID mediante un proyecto Fondef.

 

El doctor Julio Sotelo, experto en Inteligencia Artificial y académico de Ingeniería Civil Biomédica de la Universidad de Valparaíso, señala que “el Sistema mamAI permitirá apoyar la labor de tecnólogos médicos y médicos radiólogos en el diagnóstico del cáncer de mama”.

 

En la actualidad, el cáncer de mama es el cáncer más común entre mujeres a nivel mundial, y aunque las probabilidades de enfermar puedan ser similares tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo, existen desigualdades sociales en la oportunidad de diagnóstico oportuno, que se relacionan con un aumento de la tasa de mortalidad en regiones con menores recursos económicos y dificultad de acceso a la salud.

 

Esta problemática tiene consecuencias no sólo a nivel de indicadores epidemiológicos, sino que tiene un profundo impacto en la salud física y psicológica de quien lo vive, sus familiares y entorno social. En los últimos años se ha observado un aumento de esta enfermedad en mujeres de edades más jóvenes de lo habitual.

 

Scarlett Lever, académica de Ingeniería Civil Biomédica de la Universidad de Valparaíso, explica que “el cáncer de mama no es sólo una enfermedad, sino que se convierte en un problema que nos debe preocupar como país, consideramos sus efectos en la salud pública y el impacto económico que produce la detección tardía”.

 

Según la doctora Steren Chabert, académica de académica de Ingeniería Civil Biomédica UV, “uno de los grandes desafíos pendientes es lograr la detección del cáncer en etapa temprana, ya que en sus etapas iniciales el cáncer de mama no suele dar síntomas y es precisamente en este estado que un diagnóstico y tratamiento oportuno permitiría disminuir las complicaciones y la mortalidad por esta causa”.

 

En tanto, la especialista en mamografía Pamela Illescas, estudiante del Doctorado en Ciencias mención Biofísica y Biología Computacional, destaca que “el Sistema mamAI es una gran iniciativa que ayudará a los profesionales de la salud al diagnóstico y priorización de los exámenes, para disminuir los tiempos desde que comienza la enfermedad hasta que es detectada, lo que en el cáncer de mama significa la posibilidad de una mayor efectividad de los tratamientos y una mejor calidad de vida a futuro de la afectada”.

 

Mientras que para el doctor Rodrigo Salas, director del proyecto, “la Inteligencia Artificial contribuirá a para detectar los potenciales hallazgos lo más tempranamente posible en las mamografías de screening que la mujeres se realizan en forma regular”.

 

La doctora Claudia Díaz, médica radióloga y experta en mamografía, subraya que “debido a los retrasos generados por la pandemia, la incidencia y la mortalidad por esta causa podría superar los pronósticos de la OMS, que estimaba una mortalidad anual para el año 2040 de dos mil 600 casos anuales. Durante el 2020 se realizó un 60 por ciento menos mamografías a lo habitual en Chile, por lo que podría existir un número no menor de pacientes con tumores de hasta 3 a 4 centímetros en la actualidad que se encuentran sin diagnóstico”.

 

“Nuestra región es la segunda del país en mortalidad por cáncer de mama. Por eso, la motivación de la Universidad de Valparaíso es aportar desde el desarrollo de una Inteligencia Artificial que nos permita apoyar en la priorización de revisión de exámenes, con el objetivo de adelantar en todo lo posible los ya tardíos diagnósticos”, agrega.

 

28.10.2022.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias