Bodega, Reserva y Gran reserva son las tres calidades de este producto español tan apetecido y consumido en el mundo.

 

Santiago, octubre 2022.- El jamón serrano es un producto icónico de la gastronomía española que se remonta desde la época de los celtas. Su auge se produjo en el siglo XIX y mediados del siglo XX, en el cual empezaron a aparecer las diferentes técnicas para ser producido en el contexto de la industrialización del comercio en Europa. Además, se le denomina serrano porque es elaborado en sierras, donde el clima por lo general es frío y seco.

 

Por otra parte, el jamón serrano es un producto elaborado a partir de la extremidad posterior del cerdo de capa blanca, y su proceso de elaboración se compone de varias etapas -salazón, lavado, reposo o postsalado y maduración y secado – durante el tiempo suficiente para conferirle las características organolépticas propias. En cualquier caso, el tiempo mínimo de curación no debe ser menor de 210 días, contados desde la fecha de introducción de la pieza en sal. Las razas del cerdo de capa blanca más frecuentes son: Pietrain, Large White, Landrace y Duroc.

 

En cuanto a las tipologías de jamón serrano, podemos encontrar principalmente tres calidades. El primero es el Jamón Serrano Bodega, que tiene un tiempo de curación mínimo de 9 meses. Luego está el Jamón Serrano Reserva, el cual se cura entre los 12 y 15 meses. Por último, el Jamón Serrano Gran Reserva, donde su proceso de curación sobrepasa los 15 meses. Mientras más dure la curación, más sabor y calidad tendrá el jamón serrano. Por lo contrario, si su tiempo de curado es inferior a 7 meses, entonces se le denomina Jamón Curado.

 

En tanto, un elemento que garantiza tradición en la elaboración del jamón serrano, es el sello de calidad de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG), que se encuentra en la etiqueta de producción, además asegura un tiempo mínimo de curación del producto, que en ningún caso es menor a 7 meses. Este sello otorgado por una entidad certificadora independiente reconoce la forma clásica de elaboración. En caso de no poseer dicha distinción, se trata de un jamón curado.

 

INTERPORC

 

La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca (INTERPORC) es una entidad sin ánimo de lucro en la que están representados todos los sectores de la cadena de valor del porcino de capa blanca: producción, transformación y comercialización. Asimismo, promociona productos de charcutería española en Chile como el jamón serrano, el chorizo español, el lomo embuchado y el salchichón.

 

Sobre la campaña de Productos de la charcutería española

Esta campaña se lleva a cabo en Chile y busca resaltar las cualidades de los derivados de cerdo de capa blanca como el jamón serrano, el chorizo español, el lomo embuchado y el salchichón, por su tradición, sabor, variedad y nutrición. Además, tiene el objetivo de posicionar elementos como la sostenibilidad del exigente sistema de producción español, su respeto por el bienestar animal, su alto grado de innovación y su capacidad de abastecimiento.

La campaña es de la Organización Interprofesional Agroalimentaria del Porcino de Capa Blanca de España (INTERPORC) y está cofinanciada por ICEX España Exportación e Inversiones, implementada en destino por la Oficina Económica y Comercial de España en Santiago.

INTERPORC es una entidad que opera sin fines de lucro y abarca un total de 11 asociaciones y organizaciones españolas, tanto del sector de la producción como de la industria y comercialización, englobando a un 90% del sector. INTERPORC representa a todos los sectores referidos a la cadena de valor del cerdo de capa blanca y gracias a su volumen de producción, se considera la organización interprofesional más grande del sector cárnico en España.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias