• Creado el 17 de octubre de 1967, el entorno protegido posee más de ocho mil hectáreas de superficie, distribuidas entre las comunas de Olmué e Hijuelas.

 

Un referente ecológico de la Región de Valparaíso, el Parque Nacional La Campana, cumplió 55 años de existencia. Creado el 17 de octubre de 1967, el entorno protegido posee más de ocho mil hectáreas de superficie, distribuidas entre los sectores Granizo y Cajón Grande, en la comuna de Olmué, y Palmas de Ocoa, en Hijuelas.

 

Junto a la Reserva Nacional Lago Peñuelas, desde el año 1985 ostenta la condición de zona núcleo de la Reserva de la Biósfera La Campana- Peñuelas, establecida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, de acuerdo a sus siglas en inglés).

 

El parque nacional, además, posee la condición de lugar de interés científico para efectos mineros, área protegida prioritaria para el desarrollo turístico y hotspot de la biodiversidad en Chile.

 

La unidad también destaca por sus recursos culturales, entre ellos vestigios de las culturas precolombinas Bato, Llolleo e Inca, como cerámicas, jarrones, piedras tacita y maray, además de restos de faenas mineras que datan de 1830.

 

Los principales objetos de conservación biológica de la zona son el bosque mediterráneo, el bosque de roble, el ecosistema de altura, el matorral xerófito, la red hidrobiológica, la palma chilena y los carnívoros (zorros chilla y culpeo, gatos güiña y colocolo, quique, chingue y puma).

 

En esta área silvestre, asimismo, convergen 57 especies de aves, resaltando el cóndor andino, el halcón peregrino y el aguilucho. En relación con los reptiles, llama la atención la presencia de la iguana chilena, la lagartija negro verdosa de La Campana y la culebra de cola larga y corta.

 

“En promedio, anualmente el parque recibe a cerca de 60 mil visitantes, de los cuales 30 mil corresponden al sector de Granizo, donde es posible escalar hasta la cumbre del cerro La Campana. Por supuesto, esta cifra disminuyó producto de la pandemia, pero progresivamente ha ido aumentando nuevamente”, sostuvo el director regional de Conaf, Luis Correa.

 

A su vez, pidió a los usuarios cumplir las normativas del pulmón verde. “Retiren la basura que generen, no hagan uso del fuego u otras fuentes de calor y sigan al pie de la letra las recomendaciones del personal guardaparques. Así evitarán daños al entorno, accidentes y extravíos”, afirmó.

 

El Parque Nacional La Campana funciona de martes a domingo, entre las 8.30 y las 17.30 horas, con reserva previa en el sitio aspticket.cl. Los visitantes deben cancelar la entrada en los puestos de control de Granizo, Cajón Grande y Palmas de Ocoa.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias