Según cifras oficiales, poco más del 11% de la población chilena posee algún tipo de discapacidad visual.

La Seremi del Trabajo y Previsión Social de la Región de Valparaíso, Susana Calderón Romero, junto a la Coordinadora Regional de la Fundación Chilena para la Discapacidad (FCHD), Emiliana Evrard Arrué, encabezaron la actividad “Experiencia a Ciegas”, iniciativa organizada por esta última institución en el marco del Día Internacional del Bastón Blanco y que se llevó a cabo en el sector de Plaza Colombia en Viña del Mar.

Dicha conmemoración, instaurada a nivel global desde 1980,  busca relevar la importancia que dicho instrumento de posee, por cuanto el bastón blanco es la principal ayuda técnica que utilizan las personas con baja visión o ceguera para desplazarse de manera autónoma, de acuerdo a distintas técnicas de orientación y movilidad previamente aprendidas.

En ese contexto, las autoridades y participantes de la actividad pudieron experimentar, a través de una dinámica consistente en vendarse los ojos y desplazarse sólo utilizando el bastón blanco como guía, como vive el día a día una persona con discapacidad visual, con el objetivo de crear conciencia para seguir avanzando en políticas de inclusión efectiva, tanto en espacios públicos como en lugares de trabajo.

Al respecto, la Coordinadora Regional de la FCHD, señaló que “como Fundación, tenemos el desafío de contribuir a seguir avanzando en una inclusión efectiva, y creemos que instancias como esta ayudan a que tanto las autoridades como la comunidad en general, puedan percatarse de las enormes dificultades que las personas con discapacidad visual tienen para poder llevar adelante distintas labores cotidianas, y que mejor ejemplo que el desplazarse por espacios públicos. Pero la inclusión real va mucho más allá de la construcción y habilitación de lugares con señaléticas y un diseño idóneo para los hombres y mujeres con cualquier tipo de discapacidad, sino que, además, esta debe quedar de manifiesto en distintas dimensiones de nuestro quehacer, como por ejemplo, el mundo laboral”.

Cabe destacar además, que esta actividad se realizó a sólo días de la pronta entrada en vigencia – el 1 de noviembre – de la actualización de la Ley de Inclusión Laboral (N° 21.275), donde se establece la obligatoriedad para todas las empresas con 100 o más trabajadoras y trabajadores contratados, a crear protocolos, políticas y ajustes que permitan incluir en igualdad de oportunidades a personas con discapacidad, y la creación de un  gestor de inclusión laboral certificado como parte del equipo de recursos humanos, funcionario cuya tarea principal, será desarrollar instancias para promover la inserción de las personas con discapacidad dentro de las empresas.

En ese sentido, la Seremi del Trabajo y Previsión Social, detalló que “las cifras y la obligatoriedad de esta normativa, deben ir acompañadas del necesario cambio cultural, por cuanto es dicho cambio el que finalmente empuja al desarrollo y vigencia e implementación de estas políticas públicas, que buscan equiparar la cancha en materia de inserción social efectiva, y que mejor forma de dar un puntapié inicial, precisamente, viviendo de manera directa las enormes dificultades de desplazamiento que tienen los hombres y mujeres con algún grado de discapacidad visual, de tal manera de poder tomar consciencia de estas complejidades, y así, revertirlas a través de distintas iniciativas tanto en espacios como este, como también en otros donde estamos gran parte de nuestro tiempo, como lo son nuestros lugares de trabajo”.

“Por ello, como Gobierno creemos que la normativa que entrará en vigencia el próximo 1 de noviembre, va por la vía correcta, ya que favorecerá e impulsará, a través de la figura del Gestor de Inclusión, la creación y mantención de espacios laborales idóneos e inclusivos, independientemente del rubro de la empresa”, destacó Susana Calderón.

Nuevas condiciones para la Inclusión Laboral.

El 1 de noviembre entra en vigencia la ley 21.275, que modificará el Código del Trabajo para generar una inclusión laboral de trabajadores con discapacidad. Esta normativa exige nuevas condiciones a las empresas con cien o más trabajadores.

Entre los requerimientos para las compañías están la creación de protocolos, políticas y ajustes que permitan incluir en igualdad de oportunidades a personas con discapacidad, además de la obligación de contar con un gestor de inclusión laboral certificado como parte del equipo de recursos humanos. Este funcionario tiene como labor desarrollar instancias para promover la inserción de las personas con discapacidad dentro de las empresas.

La Inclusión Laboral en cifras.

Según datos del Departamento de Estudios de la Dirección del Trabajo, actualizados a junio 2022, desde la entrada en vigencia de la Ley, se han registrado un total país de 88.627 contratos de trabajo suscritos, de los cuales, más de 57 mil se encontraban vigentes al momento de la medición.

Del total de estos contratos suscritos desde la puesta en marcha de la ley, la Región de Valparaíso concentra el 7,6% del total, es decir, 6.735 contratos.

Además, de este total superior a los 88 mil contratos, sigue existiendo una notoria brecha de género entre el número de contratos firmados por hombres versus mujeres: un 63,7% hombres y un 36,3% mujeres.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias