–          El nivel de certificación de los 14 programas de Pedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso dejó a la institución en el primer lugar a nivel nacional.

 

Aprender y enseñar en comunidad, desde una formación integral de excelencia, es la base con que las 14 carreras de pedagogía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), han impulsado su trabajo en docencia de pregrado.

Con las últimas certificaciones realizadas por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) a estos programas, la PUCV consagra su liderazgo en esta área, promediando 5.9 años de acreditación, quedando en el primer lugar del país.

Paulo Salari, director General de Aseguramiento de la Calidad de la PUCV, destaca que: “Hoy tenemos tres carreras que han alcanzado el máximo nivel de acreditación posible, logrando 7 años, y casi todas las restantes tienen 5 o 6 años. La PUCV se queda en el primer lugar a nivel nacional en esta materia. Esto es el resultado de un esfuerzo conjunto de la comunidad universitaria por fortalecer sus procesos de aseguramiento de la calidad”.

Actualmente y bajo la ley 21.091 las carreras de pedagogía son uno de los grupos que tienen obligatoriedad de someterse a estos procesos de evaluación. Con ello, se busca asegurar la calidad de los procesos de formación docente, lo que va en la línea de un compromiso con el desarrollo de una educación de calidad para el país, al que la PUCV adhiere.

Las carreras de pedagogía de la Católica de Valparaíso, ofrecen a sus estudiantes acompañamiento inicial y continuo con programas de calidad que se enmarcan en valores vinculados a la responsabilidad social, la inclusión, la vocación de servicio, así como en el compromiso con la transformación y la justicia social.

Además, las prácticas tempranas y progresivas que insertan a sus alumnos y alumnas desde los primeros años en el sistema escolar y en la realidad de su próxima práctica profesional y laboral, van de la mano con una formación teórica para el desarrollo de habilidades disciplinares, pedagógicas o de docencia y otras habilidades transversales.

“Decidí entrar a la PUCV por el reconocimiento nacional y las oportunidades académicas que me entrega mi carrera de interés. Su acreditación fue clave para mi elección, ya que era muy importante la calidad de la institución como la de la propia carrera, además de los beneficios que me entrega como estudiante”, comentó Valentina Marroquín, alumna de Pedagogía en Biología y Ciencias Naturales.

 

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias