Al término del primer ciclo del curso se realizó una ceremonia que contó con la participación del jefe de la unidad penal.

 

Pensando en reinsertarse laboralmente un grupo de personas privadas de libertad del pabellón de diversidad sexual del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Quillota están participando en un curso de marketing digital. La iniciativa es impartida por el municipio local y se extenderá hasta el mes de diciembre. 

 

Con la finalidad de reconocer la constancia y dedicación que han demostrado los alumnos, el pasado miércoles la oficina de diversidad sexual del municipio de Quillota, entidad que imparte el taller, realizó una ceremonia de término del primer ciclo. En la ocasión además de los profesores y privados de libertad estuvieron presentes el jefe de la unidad penal, mayor Juan Medina, el jefe del área técnica, Héctor Rivera y personal de la oficina municipal.

 

El Mayor Medina afirmó que: “Como unidad estamos muy contentos de haber terminado el primer ciclo. Esta es una actividad que se enmarca dentro de muchas que tenemos aquí, en la unidad, enfocadas para la sección de diversidad sexual, en donde las internas e internos que habitan ahí están muy comprometidas con las actividades que tenemos relacionadas con reinserción”. 

 

Por su parte la encargada de impartir las clases y responsable de innovación social del observatorio de derechos humanos y gobiernos locales, Rocío Venegas, detalló que: “El primer ciclo era solamente para ayudarlas a construir su marca, ver cómo se emprende y hablar, desde la perspectiva de género, un poco sobre las adversidades que van a encontrarse elles siendo de la diversidad sexual. Después, pasamos a hablar de sobre negocios, terminología, como funciona un negocio y la construcción de una marca”. 

 

Por la necesidad que visualizamos nos dimos cuenta que el poder generarles los conocimientos sobre desarrollo de productos era fundamental para que esto tuviese solidez en el futuro y eso es lo que se va a hacer en la segunda etapa” 

 

Analí Medina, es una de las participantes en el curso que se realiza semanalmente en el CDP. La interna destacó el trabajo conjunto que se realiza entre la población penal y Gendarmería.

 

“Aparte del curso, lo que se agradece más es la oportunidad que la Institución nos dé a la inclusión, a la participación en diferentes cosas como esto, porque ahora sí podemos hablar de inclusión. Se han ido derrumbando barreras y se han ido saltando muchas vallas. Estamos remando, bogando, todos para el mismo lado, porque es la única manera de que el bote avance”.

 

A esta iniciativa se suma el taller de muralismo que se realizó al interior del mismo pabellón y la participación de población LGTBIQ+ en la próxima zumbatón nocturna, la que se efectuará este viernes en la sección femenina de la unidad penal quillotana. 

 

 

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias