• Actividad mancomunada que se enmarca en la alianza estratégica que desde el 2019 viene trabajándose junto a ENAP, que aportó con $100 millones este año.
  • El objetivo es mejorar la infraestructura y además, generar desarrollo, innovación y emprendimiento, dados los desafíos actuales en capacitación.
  • Los cuatro colegios particulares subvencionados en su conjunto representan el 70% de la matrícula escolar de la comuna: Alonso de Quintero, Santa Filomena, Inglés y Don Orione.

 

En beneficio de 4 mil 500 estudiantes, hoy se inauguraron mejoras y nuevos implementos para los laboratorios de Ciencias en los cuatro colegios particulares subvencionados de Quintero que, en su conjunto, poseen el 70% de la matrícula escolar de la comuna: Santa Filomena, Inglés, Alonso de Quintero y Don Orione. Fue en este último donde se llevó a cabo la ceremonia que constituye un nuevo paso del relacionamiento entre apoderados y actores clave de la zona, como es el caso de la Empresa Nacional del Petróleo (ENAP), la primera con presencia en el borde costero en trabajar para afectar positivamente a la comunidad educativa.

 

Este objetivo fue planteado por los centros de padres de los colegios ya mencionados, dada la necesidad de una resignificación de sus habitantes en cuanto a su pertenencia a esta zona industrial. Así lo explica Carlos Muñoz, presidente del Centro de Padres Colegio Alonso de Quintero, quien afirma que “hemos ido realizando un trabajo de motivación orientado a las empresas del borde costero, con el fin de consolidar un trabajo mancomunado para así poder generar un verdadero cambio social desde la educación”. “Quintero no es tan sólo su contingencia medioambiental sino también un ejemplo notable de resiliencia y debe ser, a través de un compromiso conjunto, una zona de oportunidades para cada uno de nuestros estudiantes”, enfatiza.

 

Así ENAP es una de las empresas que apoya con la materialización de instancias que vengan a cubrir estas necesidades de desarrollo profesional, innovación y emprendimiento, transformándose en un aliado para los desafíos de capacitación y, por otra parte, para la mejora de infraestructura en estos laboratorios de Ciencias. También se han llevado a cabo cursos anuales para padres y apoderados en diferentes materias y oficios, tales como inglés, cuidado de enfermos, manejo de Word, alfabetización digital y talleres de contención psico-social, sobre todo en pandemia.

 

De ello da cuenta Rodolfo Bickell, jefe de la División Comunidades y RRII de la gerencia de Supply Chain de ENAP, quien detalla que este año “hemos invertido $100 millones en la implementación y mejoras en estos cuatro laboratorios, gracias a esta importante y provechosa alianza”. Agrega que “este apoyo a los colegios también se ha realizado a través del programa Desafío Emprendedor, el cual ha estado dirigido a alumnos de enseñanza media, de manera de entregarles herramientas de emprendimiento e innovación”.

En esta línea, los perfeccionamientos y nuevas herramientas para los laboratorios serán un espacio para incentivar a los estudiantes a que investiguen por sí mismos y aporten a nivelar conocimientos. De hecho, Muñoz espera que “podamos ir más allá con el impulso de convenios y becas y apuntar a que esto forme parte de la malla curricular”, explica, precisando que “ojalá sea un trabajo en el corto, mediano y largo plazo”.

 

Convivencia y tecnología

 

Entre los establecimientos educacionales favorecidos, el director del Colegio Inglés, René Trejo, comentó que “por históricas situaciones que son muy complejas en nuestra comuna -por motivos naturales y otros no-, somos una comunidad cuyas vidas se han visto afectadas a través de los años y, por ende, es muy valorable  organizarnos entre los establecimientos que no pertenecemos al ámbito municipal, del cual estamos agradecidos por su apoyo a través del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM)”.  “El objetivo de esta alianza informal de cooperación mutua, que tiene como sustento la confianza y vivir a diario situaciones similares, nos permite tener, buscar y encontrar ciertas soluciones que en forma individual requerirían mayor tiempo o recursos diferentes como, por ejemplo, incrementar los recursos de nuestros laboratorios de Ciencias”, afirmó, agregando que “nuestra comunidad agradece todo lo que permita enfrentar de mejor manera diferentes desafíos hoy como estudiantes escolares y mañana en las diferentes casas de estudios superiores; debemos proporcionarles las herramientas académicas y las valóricas que da la familia, ambas necesarias para que entre todas y todos construyamos una sociedad más amigable y justa”.

 

Por su parte, Aquiles Mella, director del Colegio Alonso de Quintero, se mostró contento con el aporte puntual del laboratorio, como también de todo el trabajo que se viene desarrollando desde 2019. “Todos los colegios necesitamos tener implementos de última tecnología y gracias al apoyo de ENAP contamos con microscopios y otros elementos de física y química de última generación, lo cual significa mucho puesto que el área de Ciencias es especialmente importante en la comuna en que vivimos, ya que el medioambiente y lo natural está dado tanto en el ámbito educacional como en el comunal”. Además, detalló que quien está a cargo del laboratorio (Laura Chávez) es una investigadora que trabajó en el extranjero y en varios centros, por lo que “todo esto hace que tengamos dispuesto en las mejores manos este gran avance”, argumentó, contando que justo durante la segunda semana de octubre celebrarán la “Semana de las Ciencias” y contar con estos nuevos implementos “será un gran hallazgo y sorpresa”.

 

Los beneficiados

 

Sayén Santibáñez (16), alumna de tercero medio del Colegio Santa Filomena, contó que “esto es muy importante porque de todas formas nos ayudará a aprender más y llamará la atención de los estudiantes; por ejemplo, en nuestra escuela ocupamos mucho más el laboratorio en los electivos, entonces, esto motivaría a los alumnos a ingresar a esos electivos y aprender más con todos estos implementos y su funcionamiento”. Relató que antes, cuando comenzó su enseñanza media, “había lo básico y poquito, por lo que había que dividirse en grupos grandes y no todos podíamos apreciar de todo”. No obstante, “hace un tiempo llegaron más herramientas y fue tremenda mejora porque ahora ya podemos participar todos; hoy ya podemos participar activamente y ocupar lo dispuesto para aprender de Ciencias”.

 

A su vez, América Vargas, profesora de Química y Ciencias, y encargada del laboratorio Prof. Rodolfo Álvarez Zamora del Colegio don Orione, abordó las posibilidades que dan estos nuevos elementos. “Es sumamente importante en las Ciencias, área donde los jóvenes pueden ser capaces de desarrollar más sus habilidades y no solamente en la parte cognitiva sino también en la parte práctica al utilizar materiales, plantear ideas, inferir, investigar y observar porque los alumnos están en un laboratorio donde hacen experimentos, lo cual es muy distinto a estar frente al pizarrón”. Sin duda “aprenden mejor y más rápido”, dijo, y por eso “para mí es muy significativa esta instancia porque tenemos que motivar a nuestros estudiantes en Ciencias, en investigación y tecnología porque es clave para su futuro”, argumentó, pues “no podemos quedar atrás y yo como profesora también tengo que capacitarme, especializarme para llegar a ellos y enseñarles y así, logremos juntos estos objetivos”.

 

 

 

 

 

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias