La Comisión de Educación y Cultura aprobó varias modificaciones a la iniciativa que ahora debe ser analizada por la Comisión de Hacienda antes de ser votada por la Sala del Senado.

 

 

Un sustantivo avance tuvo el proyecto que modifica la ley que creó el Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura para incorporar el libro electrónico, luego que la Comisión de Educación y Cultura terminará la revisión en particular de la iniciativa y la despachara a la Comisión de Hacienda para ver los aspectos propios de esa instancia.

 

La iniciativa, que cuenta con urgencia para su tramitación, busca reconocer al libro electrónico o e-book en la ley que creó el Fondo Nacional del Libro y la Lectura, posibilitando el desarrollo de los textos en armonía con las nuevas tecnologías y adecuándolos a las distintas alternativas de soporte.

 

De hecho, durante el debate del proyecto se modificó el concepto de “libro electrónico” por “ejemplares de libros en soporte electrónico o digitales”, lo que también permitiría la incorporación de audiolibros,  por ejemplo.

 

Asimismo, se aprobó una disposición que establece que los recursos del Fondo se destinarán al financiamiento, total o parcial, de proyectos, programas y acciones referidos a “la adquisición, para las bibliotecas públicas que forman parte del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas y otras bibliotecas con personalidad jurídica sin fines de lucro, de ejemplares de libros de autores chilenos de ediciones nacionales, según las normas que al efecto establecerá el Consejo Nacional del Libro y la Lectura”.

 

Agrega que “además de la adquisición de libros de autores chilenos de ediciones nacionales impresos, con un mínimo de trescientos cincuenta ejemplares por título, se podrá adquirir ejemplares de libro en soporte electrónico o digital, con un mínimo de ocho ejemplares, de autores chilenos de ediciones nacionales, en coordinación con el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas”.

 

Finalmente, se aprobó una indicación que busca que se “propenda” a la promoción y difusión de las lenguas de pueblos originarios, para lo cual se plantea que los libros financiados con cargo a los recursos del Fondo puedan ser traducidos a lenguas originarias.

 

 

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias