A mediados del mes de julio el personal civil y uniformado del Centro de Detención Preventiva (CDP) de Limache inició una campaña solidaria para ir en ayuda de los perritos que forman parte del refugio Esperanza Canina. El recinto, ubicado en la localidad de Quebrada Alvarado, comuna de Olmué, es el hogar de más de 50 mascotas que son abandonadas por sus dueños.

 

Acompañado por una comitiva de la unidad penal, y a poco más de un mes del inicio de la campaña, el jefe del establecimiento penitenciario, mayor Víctor Briceño, se trasladó hasta el refugio. Cerca de las 11:00 horas de este martes el personal llegó hasta el recinto para entregar a su fundadora, Tamara Jorquera, los más de 150 kilos de alimentos que lograron reunir.

 

Luego de compartir con los canes que han sido rescatados desde diversos puntos de la región de Valparaíso y Metropolitana, el alcaide destacó el trabajo que lleva adelante Tamara y agradeció la posibilidad de formar parte de esta hermosa iniciativa.

 

“Fueron a entregarse los alimentos recaudados, que consistían en 150 kilos de alimentos para perros. Se les fue a entregar y se compartió un rato en el refugio con este matrimonio que tiene esta causa noble y, obviamente, con los perritos que están bajo sus cuidados. Es motivo de orgullo ver como el personal se une en torno a estas nobles causas Siempre estamos atentos a prestar apoyo a la comunidad de diferentes maneras”.

 

El mayor agregó que la iniciativa fue posible de materializar gracias a que Tamara llegó hasta el establecimiento limachino solicitando ayuda para el refugio. Una vez culminada dicha reunión, de inmediato se agendó una visita al canil y, posteriormente, se decidió organizar la campaña solidaria, la que culminó exitosamente.

Tamara, también conocida como Tamara perritos, agradeció la ayuda recibida e hizo un llamado a la comunidad para que se sume a esta cruzada.

“Me parece más que buenísimo, perfecto, porque lo que necesitamos es esto, ayuda, sobre todo en alimentación. Es lo primordial. Muy contenta con la ayuda que nos brindó Gendarmería”.

La joven agregó que quienes deseen colaborar también pueden apadrinar a uno de sus hijos cuadrúpedos. Este apadrinamiento implica hacerse responsable de las necesidades del animal y la posibilidad de que puedan ir al refugio para pasearlo y compartir con él.

“Hay muchas personas que no pueden tener animales porque viven en casas muy pequeñas o departamentos y la mayoría de los rescatados de acá son perros de tamaño grande. Cuesta encontrar hogar cuando son grandes, entonces está la opción de que pueden ser padrinos”.

Quienes deseen aportar pueden comunicarse con Tamara a través del Facebook: Tamara perritos o el Instagram hotel_canino_olmue. Justamente el hotel canino es el último emprendimiento de la pareja y por medio del cual esperan poder recaudar más fondos para la mantención del espacio y el cuidado de sus queridos perritos.

 

 

 

 

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias