Una parte importante de la educación municipal se sustenta en los recursos que entrega el Estado a través del Fondo de Apoyo a la Educación Pública (Faep), un “salvavidas” que en los últimos años lejos de ir creciendo, ha registrado una tendencia a la baja

 

En abril pasado se conoció de una baja al Fondo de Apoyo a la Educación Pública (Faep),  en los aportes a todas las comunas del país. Algo que mantiene preocupados a los municipios. 

 

Los recursos, están destinados al fortalecimiento de la educación pública escolar y parvularia, en todos sus niveles y modalidades, sea que ésta se encuentre administrada directamente por municipios o a través de corporaciones municipales. Dentro de esto, los aportes pueden ser destinados a la administración y normalización de establecimientos educacionales; mantención, conservación, mejoramiento y regularización de inmuebles e infraestructura; saneamiento financiero; transporte escolar; inversión de recursos pedagógicos, equipamiento e innovaciones pedagógicas a los estudiantes; mejoramiento de habilidades y capacidades de gestión para la educación pública; participación de la comunidad educativa; y mejoramiento, adquisición y renovación de equipamiento y mobiliario. Además, durante 2021 la disponibilidad también se adaptó al contexto de pandemia para la adquisición de implementos necesarios para las clases presenciales y de forma remota.

 

Motivado por esta preocupación, que se comparte entre los alcaldes, es que el edil de Coltauco Félix Sánchez Vergara, junto al equipo de educación de la municipalidad y apoderados de los colegios de la comuna, llegaron hasta las dependencias de la Seremi de Educación de Rancagua para entregar cartas y un oficio por la preocupación que existe en la comunidad debido a la disminución, lo que señalan, está afectando directamente a la inversión en mejoras de los establecimientos y de transporte escolar público.

 

El alcalde de Coltauco precisó que “nosotros creemos que esto no es una buena medida, ya que nuestros niños siempre están primero, y siendo nosotros un municipio donde el Departamento de Educación Municipal (DAEM), tiene todo en orden y sus rendiciones están al día, nos afecta aún más”.

 

“Creemos que el próximo año va a ser algo notorio, porque se van a ver, por ejemplo, restringidos en lo que es la locomoción para poder llegar a su establecimiento educacional, algo que desde el año pasado nosotros asumimos para los niños y niñas de sectores más alejados” agrega Félix Sánchez.

 

Por su parte, Mónica Gutiérrez, jefa del Departamento de Educación Municipal DAEM de Coltauco, agregó que “los recursos son necesarios para seguir funcionando eficientemente, principalmente en el tema del transporte público a los colegios y las mejoras en infraestructura de los establecimientos “.

 

Misma opinión que tiene Nicole Lira, apoderada de un colegio de la comuna, quien destacó que “nosotros como apoderados no estamos de acuerdo con que se reduzcan los fondos que son para los niños, la idea es que nos ayuden, porque así nos ayudan con la asistencia de los niños, la idea es que sigan asistiendo a clases, para que puedan adelantar el estudio que tuvieron tan retrasado”.

 

 

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias