Precipitaciones estuvieron acompañadas de viento y provocaron solo anegamientos menores, colapso de alcantarillados y la caída de un árbol

            Una lluvia bastante intensa se dejó caer sobre Quillota la madrugada de este jueves, lo que obligó a un amplio despliegue de los equipos de la Oficina Municipal de Gestión de Riesgos, Bomberos y empresas de servicios, para evitar que se produjeran emergencias de consideración, que pudieran afectar a las personas.

            Y es que, según los registros de Gestión de Riesgos, solo entre las 2:30 y 6:30 de la mañana, aproximadamente, cayeron 25 milímetros de agua sobre Quillota, lo que constituye una precipitación bastante inusual y abundante, que incluso puso en riesgo de anegamiento a diversos puntos de la ciudad. Así lo informó el alcalde Óscar Calderón Sánchez, luego de la reunión de evaluación realizada esta mañana junto a los equipos municipales.

            “La cantidad de agua, en algún momento, sobrepasó la capacidad de desagüe. Hoy día en la mañana, en la ronda que se hizo a primera hora, se pudo identificar que eso ya no ocurría. Las acumulaciones de agua habían corrido. Lo que pasa es que la capacidad capotó. Están identificadas algunas situaciones que, por esta acumulación de agua, ocurrieron en los sectores de Aconcagua Sur, El Peumo-Rosales, en San Pedro y en Boco. Hay algunos sectores que no cuentan todavía con energía eléctrica domiciliaria. También están informados a Chilquinta, que está trabajando en lo propio”, expresó el jefe comunal.

Solo emergencias menores

            Cabe destacar que la Municipalidad trabajó en forma continua desde las 20 horas, con tres móviles y dos cuadrillas, totalizando alrededor de 25 funcionarios, quienes tuvieron su mayor exigencia entre las 3 y 5 de la madrugada. Entre otras situaciones, junto a Bomberos debieron atender colapsos de alcantarillado en Boco y calle Pinto; anegamientos en calle Lorca, sector Aconcagua Sur y las poblaciones Pedro Aguirre Cerda y “Enrique Arenas” (San Pedro), además de la caída de un árbol que cortó la ruta F-190 hacia Quintero, a la altura de Santa Rosa de Colmo.

            Sin embargo, se trató de emergencias menores considerando la intensidad de la precipitación, pues según manifestó el alcalde Óscar Calderón, “pudimos hacerle frente nuevamente a esta situación y el reconocimiento va a la Unidad de Gestión de Riesgos, que ha programado y coordinado a los equipos durante toda la madrugada y por supuesto, a la voluntad y al gran trabajo de Bomberos y a todos los equipos de las organizaciones e instituciones que forman parte de este Comité Comunal de Emergencias. Es el único Comité de Emergencias Comunal que está funcionando en la región, que ha sido un orgullo poder presentarlo a distintos estamentos comunales de otras ciudades y que yo creo que vale la pena también reconocer que gracias a aquello hoy día podemos enfrentar situaciones tan extremas como la que vivimos ayer: 25 milímetros de agua caída en tres horas. Eso es muchísimo, no había ocurrido. Bienvenida el agua, pero la verdad es que, en algún momento, estuvo muy complicado”.

            El jefe de la Oficina de Gestión de Riesgos, Claudio Figueroa Navarro, destacó el trabajo coordinado de los funcionarios municipales, Bomberos y otras instituciones, que evitó que se produjeran hechos de mayor gravedad, pero que además permitió que la ciudad despertara este jueves con un funcionamiento normal. “Hoy día -dijo- la gente yo creo que salió a las 8 de la mañana y ni se imaginó lo que había pasado. Tuvimos calles cortadas en el centro de la comuna e interrumpimos el tránsito vehicular durante la madrugada, para evitar inundación. Por ejemplo, en calle La Concepción con Bulnes cortamos el tránsito vehicular para que, si pasaba algún tipo de vehículo, no hiciera el oleaje y entrara a las viviendas o a los locales comerciales. Así que agradecer al equipo de Gestión de Riesgos y a los equipos de Servicios Operativos, que se ponen a disposición de la comunidad”.

Seguiría lloviendo

            Claudio Figueroa llamó a la comunidad a no confiarse con los rayos de sol que se dejaron ver este jueves sobre Quillota, asegurando que “lo que vemos hoy día es una ventanita. La gente piensa que ya se fue la lluvia. No, pasado el mediodía va a quedar postfrontal, vamos a tener inestabilidad importante, vamos a tener lluvia en algún momento intensa durante el día, pero va a ser ya diferente a lo que tuvimos en la madrugada y eso esperamos que vaya sucediendo durante la tarde, la noche e incluso la mañana de este día viernes”.

            Cabe destacar que, con los chubascos que se dejaron caer durante el resto de la jornada, hasta las 14 horas, la cantidad de agua caída en Quillota llegaba a 29,8 milímetros. En ese escenario y con la posibilidad de nuevas lluvias este jueves, parte del viernes y nuevamente el domingo 17, el llamado de las autoridades y servicios es a ser prudentes y cuidar la limpieza de ductos y evacuaciones de aguas lluvias que se han efectuado durante el Plan Invierno, ya que muchos de los anegamientos producidos durante las últimas lluvias se han debido, precisamente, a la acumulación de nuevas basuras en sumideros que ya habían sido despejados.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias