Las volteretas del gobierno del Presidente Boric reflejan un amateurismo impresentable en la administración de una Nación. El anuncio del regreso de operaciones de Codelco Ventanas, en contraposición al acelerado anuncio de su cierre definitivo, demuestran un tropiezo más de este gobierno de alumnos “porros” en práctica.
Esta decisión me parece tardía, pero necesaria y más aún, para los trabajadores, con quienes nos hemos reunido y hemos mantenido constante contacto, y esto porque es imprescindible poner en valor a nuestro principal recurso natural en el contexto económico global, junto al compromiso de la estatal por dar cumplimiento al indispensable e imperativo cuidado del medioambiente y la salud de los quinteranos y puchuncavinos.
Como bancada Republicana vamos a continuar ejerciendo con rigor nuestro rol fiscalizador por la tranquilidad laboral de todas las familias que dependen de Codelco Ventanas, pero también por avanzar en políticas que garanticen el cuidado de nuestro cobre y sobre todo, por asegurar toda la inversión que sea necesaria, para que Codelco pueda disponer de tecnología para recaptar sobre el 99% de los compuestos orgánicos volátiles que genera su operación, que hoy llega a poco más del 95%, y también por hacer una norma que haga que las estaciones de monitoreo sean capaces de medir también todos los otros tóxicos que generan las demás industrias del sector y que hasta ahora están pasando inadvertidas por la autoridad, pero que siguen causando un silencioso daño en la salud de las personas.

Compartir en tus redes sociales:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Buen trabajo

Otras noticias